La Rioja
Monumentos imprescindibles, espacios naturales protegidos y un vino de renombre que                   armoniza el paisaje

La Rioja, un paseo entre viñedos

Visitar la Rioja siempre es una delicia, esa tierra con nombre de vino, en cada época del año esconde algunos placeres además del elixir que se extrae de sus viñas. 

Ciudades monumentales, pueblos que conservan el encanto rural y espacios protegidos calificados como Reservas de la Biosfera.

Imprescindibles

· Monasterios de San Millán de la Cogolla

· Santo Domigo de la Calzada y Ezcaray

· La ermita de Lomos de Orio y lo que queda del Parque de esculturas de Sierra Cebollera

· Visitar alguna bodega y degustar los crianzas y reservas

El Serie 1 de BMW es un compacto de formas diferentes a la competencia, de fácil y agradable conducción, con el que podrás disfrutar por vías como las de la Ruta, de La Rioja, con recorridos por todo tipo de vías. Recientemente rediseñado, aporta una novedad en motorización con el propulsor tricilíndrico 1.6 de 110 CV, de consumo muy itneresante.   Aquí verás las impresiones de la prueba

Monumento y pintura de Los Borrachos en Haro
Monumento y pintura de Los Borrachos en Haro

La capital del vino

Una buena forma de empezar a conocer esta tierra es hacerlo por Haro. Esta ciudad realmente se puede considerar la capital del vino por el elevado número de bodegas. Buena parte de ellas se encuentra en el Barrio de La Estación -ver guía práctica- que es donde a mitad del siglo XIX se fueron estableciendo los bodegueros franceses huyendo de la filoxera que había afectado a sus viñas. El ferrocarril era un buen medio para transportar el producto más allá de nuestras fronteras. Con el tiempo estas bodegas se han convertido en la esencia de La Rioja y la mayoría de ellas se pueden visitar. Muga y Roda serian de producción más bien pequeña (300.000 botellas) pero con una elevada calidad en su producto. La segunda ofrece distintos tipos de visita una de las cuales permite pasear por un calado del siglo XIX y degustar los vinos acompañados de productos de la tierra, en un mirador sobre el Ebro. 

El cuidado casco antiguo de Haro con varias esculturas a pie de calle, se articula alrededor de la Plaza de la Paz. Allí se asoma el Museo de Arte Contemporáneo en un restaurado torreón del siglo XIV. También de aquí parte la ruta por la zona de la Herradura donde los bares -uno junto al otro- compiten por el mejor vino acompañado de su correspondiente tapa. Y en medio del recorrido no hay que olvidar la visita a la iglesia de santo Tomás, de estilo gótico florido está considerada monumento nacional.

Cerca de Haro, en Briones, la bodega Vivanco ha apostado por un gran centro experimental donde el vino se convierte en historia y arte a través de cinco salas de exposición. El Museo de la Cultura del Vino es un proyecto que vale la pena visitar. https://vivancoculturadevino.es/es/fundacion/museo-vivanco/

Nuestra próxima etapa puede ser acercarnos a Cuzcurrita del Río Tirón, un pueblo que conserva todo su encanto con nobles edificios, castillo y una zona ajardina alrededor del río Tirón, además de bodegas excavadas en la roca (calados como aquí se les conoce).

En el Camino de Santiago

Por la LR-111 enseguida llegaremos a Santo Domingo de la Calzada. Fue Domingo Garcia -el que más tarde sería santo Domingo- quién se preocupo en la mitad del siglo XI por los peregrinos; construyó un puente para sortear el río Oja, mejoró el camino, levantó un pequeña ermita y un hospital para atenderlos hoy convertido en Parador de Turismo. Aquél núcleo incipiente se fue convirtiendo en una prospera localidad y sigue siendo paso obligado de los caminantes que van a abrazar al Apóstol. La pequeña ermita es actualmente una fabulosa catedral que se yergue en el centro del cuidado casco antiguo. A su lado, Torre Exenta nos proporciona una vista de la ciudad a 69 metros de altura y en el Centro de Interpretación del Camino de Santiago podremos recorrerlo de forma virtual. Eso sí, no te marches sin conocer el milagro del gallo y la gallina que cantaron después de asados. Por si acaso, los que viven en el gallinero gótico del interior de la catedral están vivitos y cacareando.

A 13 km de Santo Domingo de la Cazada, Ezcaray se presenta como una población animada. Palacetes y arquitectura tradicional certifican que fue lugar de abolengo y que se enriqueció con el negocio de la lana. Ahora mesones, tiendas de recuerdos y productos riojanos, hoteles y restaurantes de reconocido prestigio proporcionan la alternativa a los deportes de invierno de la estación de esquí de Valdezcaray o a los que, durante el verano disfrutan con los paseos por el monte. No hay que dejar de visitar la iglesia de Santa Mª la Mayor con aires de fortaleza y la fábrica artesanal de mantas que ha extendido la calidad y la marca Ezcaray por medio mundo.

El cister y el origen de la lengua castellana

Hay que volver sobre nuestros pasos para acercarnos hasta Cañas, una abadía del más puro estilo gótico cisterciense. Empezada a levantar en el siglo XIII la iglesia sorprende por la luz que penetra en su interior tamizada por los alabastros que cierran los ventanales del ábside y el retablo mayor en el lado opuesto, obra renacentista del siglo XVI. Alrededor del claustro construido entre los siglos XII al XVIII, se abren las distintas dependencias entre las que destaca la sala capitular con el sepulcro de Urraca López de Haro y el antiguo almacén convertido en museo de obras religiosas de gran valor.

No muy lejos de Cañas los monasterios de San Millán de la Cogolla -Yuso y Suso- esconden un valioso tesoro. Declarados Patrimonio de la Humanidad, el de Suso fue un cenobio visigótico, uno de los más antiguos de España, en cuyo interior se conserva la cueva en la que vivió como ermitaño san Millán en el siglo VI. El monasterio de Yuso es un monumental edificio de los siglos XVI y XVIII cuya portada principal es un reflejo de la riqueza que esconde su interior. El Salón de los Reyes, la iglesia, el museo, el claustro, la biblioteca convierten la visita en algo excepcional. Aquí se sitúa el nacimiento de la lengua castellana escrita, cuando en el siglo X un monje anotó varias palabras en los márgenes del Códice Emilianense. También aparecen varias palabras escritas en euskera, idioma que se hablaba en el mundo rural en aquella época. Gonzalo de Berceo que en el siglo XIII fue clérigo del monasterio de San Millán, es el primer poeta conocido en lengua castellana.

Reserva de la Biosfera

Después de visitar Nájera donde el monasterio de Santa María la Real, panteón de los Reyes de Navarra, incluye un claustro gótico-plateresco auténtica filigrana en piedra, dejamos atrás la sabiduría para penetrar en la naturaleza protegida. Los altos valles del Iregua, Leza, Jubera y Alhama están declarados Reserva de la Biosfera por su grado de conservación. Antes pero, acompañaremos al Najerilla en su recorrido pasando por la localidad de Anguiano famosa por la Danza de los Zancos y visitando el monasterio de Valvanera para rendir pleitesía a la patrona de La Rioja. La LR-232 nos permitirá atravesar la Sierra del Camero Nuevo por el puerto de Peña Incada (1.412 m) y descender hasta Ortigosa, población declarada conjunto histórico-artístico que además de calles empedradas y dos templos del siglo XVI -San Martin y San Miguel- posee unas magníficas cuevas naturales que pueden ser visitadas. Ya en el valle del Iregua, hay que acercarse hasta Villoslada de Cameros donde se encuentra el Centro de Interpretación del Parque Natural de Sierra Cebollera. Una carretera nos llevará en 8,4 km hasta la ermita de Lomos de Orios (1.400 m). Por el camino, camping, zonas de pic-nic con fuentes, refugio y muchos itinerarios para hacer a pie. Uno de ellos nos lleva a descubrir lo que queda del Parque de Esculturas, un proyecto del año 2000 que situó ocho esculturas integradas en el paisaje, elaboradas con elementos naturales.

Hasta el próximo valle de Leza tenemos dos opciones. Seguir por la N-111 hacia el puerto de Piqueras y tomar la LR-250 pasado San Andrés o descender hacia Torrecilla de Cameros -localidad en la que nació Sagasta al que le dedican un espacio interesante- para antes de llegar, desviarnos por la LR-245. La primera, aunque el recorrido es algo más largo (35 km), nos permite visitar el Centro de la Trashumancia y el Museo Etnográfico, para luego penetrar en el valle del Leza por el puerto de Sancho Leza (1.401 m) y descender hasta San Román de Cameros. Con el segundo trayecto (30 km) cruzaremos la Sierra del Camero Viejo por el puerto de la Rasa (1.379 m) llegando al final a la misma población, un bonito conjunto de arquitectura popular.

De ruta por la capital

Ahora ya sólo nos queda completar la última etapa de nuestro trayecto visitando Logroño. La capital de la Rioja situada junto al Ebro, aunque ciudad moderna conserva un casco histórico en el que lucen edificios de notable interés. Entre todos la concatedral de Santa María de la Redonda en la Plaza del Mercado, es un edificio del siglo XVI cuya construcción se prolonga en el XVIII y XIX. Para darse cuenta de la riqueza de la huerta no hay nada mejor que acercarse al Mercado de San Blas y si uno quiere comprar una bota tradicional, Felix Barbero muy cerca del meracdo, las sigue fabricando como antaño. Y ya que estamos próximos, una vuelta por la calle del Laurel y adyacentes, nos dejará el mejor sabor en el paladar, por los vinos y las tapas que los acompañan.

El mercado de San Blas en Logroño, es el reflejo de la huerta riojana
El mercado de San Blas en Logroño, es el reflejo de la huerta riojana

Guía práctica

Cómo llegar

Podemos llegar hasta Haro, al principio del itinerario propuesto, por la autopista AP-68 o por la N-124. También desde Pamplona o el País Vasco por la A-1 convertida en autovía o desde Burgos por la autopista AP-1. Con la presente ruta de unos 200 km de longitud recorreremos la mitad occidental de La Rioja.

Donde dormir

En La Rioja, además de prestigiosos hoteles, algunos de ellos en bodegas, hay una red de casas rurales muy interesante que ofrece alojamientos tanto en casas enteras como por habitaciones. www.ascarioja.com

También vale la pena destacar el Parador de Santo Domingo de la Calzada en un edificio histórico, el que fuera hospital de peregrinos. www.parador.es

Donde comer

La Rioja, además de vinos, es tierra de buen comer y sobretodo de sabrosas verduras. Fogones de toda la vida y nuevas propuestas en manos de jóvenes chefs ha revalorizado la cocina sin perder la autenticidad. Tal es el caso de Echaurren (dos estrellas Michelin) y Masip, ambos en Ezcaray. En Daroca de la Rioja, cerca de Logroño, Venta Moncalvillo (una estrella Michelin) ha conseguido una cocina sorprendente con productos de su huerta que combina tanto con carnes como pescados.

De compras

Garnacha Edulis en Ezcaray, es una tienda que se distingue por la presentación y por la apuesta en vinos de pequeñas bodegas. Posibilidad de degustarlos y comprar productos gastronómicos. www.garnachaedulisezcaray.es

Mantas Ezcaray. Utilizando un técnica artesanal muy depurada elaboran mantas de calidad con lanas australianas y de mohair. Diseños modernos en fulares, bolsos y chaquetas. www.mantasezcaray.com

¡No te lo pierdas! Haro acoge una gran cata de vino de Rioja

El próximo 17 de septiembre, en el Barrio de la Estación, siete grandes bodegas de la Rioja de reconocido prestigio internacional presentan sus productos acompañados de propuestas gastronómicas.

Las entradas pueden adquirirse a través de www.lacatadelbarriodelaestacion.com. El precio -50 € o 40 € por compra anticipada- incluye la degustación de 14 vinos (dos por bodega), siete tapas riojanas y diversas actividades relacionadas con el vino en cada una de las bodegas con música en vivo. ¡Es el gran momento para disfrutar de los sabores de La Rioja!

Más información

Turismo de La Rioja. www.lariojaturismo.com

Logroño www.logroño.es

Santo Domingo de la Calzada www.santodomingokm550.com