SEAT LEÓN 2020

                                                                                                                                                                                                                                   Probamos la versión 1.5 eTSI 150 CV automática DSG, acabado deportivo FR

Microhíbrido con Etiqueta ECO y a la altura de lo esperado

Ya os presentamos recientemente (ver novedad) el nuevo SEAT León con toda la información más relevante de la cuarta generación del líder en ventas, por lo que no repetiremos determinados detalles como el diseño, los cambios en dimensiones, etc. Pero debido a las circunstancias de la pandemia no pudimos probarlo. Ahora sí, concretamente el Microhíbrido con Etiqueta ECO, con el acabado deportivo FR, ayudas a la conducción de primer nivel, motor gasolina de 150 CV y el nuevo cambio automático DSG, el mismo que encontramos en el A3 2020.

POR TONI VELÁZQUEZ, TEXTO Y FOTOS

Uff! Por fin nos ponemos en el puesto de conducción del que la propia marca denomina el SEAT más avanzado. La versión de prueba que nos ha ofrecido SEAT es una de las más sugerentes de este compacto (aunque en diseño, si el 5 puertas que llevamos está muy bien, de nuevo la carrocería familiar Sportstourer hay que reconocer que le da otro carácter más personalizado respecto a otros compactos.

El León está obligado a reinventarse a cada generación porque ser líder tiene un gran peso, pero esta cuarta generación suponía aún más responsabilidad porque los cambios eran más importantes, y no ha decepcionado. Nueva plataforma, nuevo diseño exterior y nuevo interior, altamente conectado, cuadro de mandos virtual y con ayudas a la conducción de última generación.

Interior y maletero

Si se repite un adjetivo para definir el interior del nuevo León, ese es "tecnológico", y esa es la sensación al ponernos en el asiento del conductor. Estamos sin duda frente a una nueva generación en la que la conectividad se percibe y se disfruta.

Con el contacto ya puesto, tras el volante vemos el cuadro de instrumentos digital de alta resolución de 26 cms (10,25') y el nuevo sistema multimedia con pantalla táctil de 10 pulgadas, orientada al conductor.

Llevamos radio digital de serie y 2 conexiones USB delanteras y dos traseras. Pero atención, son del tipo C, las más modernas, por lo que, si quieres conectar tu móvil 'normal', que no sea de última generación, tendrás que comprarte un adaptador, que, la verdad, es barato, pero igual podrían haber dejado uno de cada.

Tendrás acceso a Full Link, que es como se conoce a la máxima conexión con tu móvil, con numerosas ventajas. Y dispones del práctico cargador inalámbrico en la consola central.

El control por voz ya se ha apuntado al reconocimiento de voz natural y el volante es multifuncional.

Tiene climatizador trizona y los asientos delanteros son deportivos FR y los traseros son suficientemente cómodos y espaciosos.

El cambio, que ahora probaremos, tiene un aspecto totalmente distinto al que hemos estado acostumbrados, sin posibilidad de cambiar secuencialmente, pero para eso están las levas en el volante.

En cuanto al maletero, tiene una capacidad de 380 litros, que no ha aumentado en esta cuarta generación, y aunque no es el más grande de la categoría es suficiente para cualquier viaje.

En marcha

El acabado FR es, tal como ya hemos apuntado, sinónimo de deportividad, y la verdad es que vale la pena hacer un esfuerzo en la compra porque el resultado en la conducción es excelente. Ya de serie contamos con suspensión deportiva, sistema de Control de Chasis Adaptativo (DCC), que permite el ajuste de los amortiguadores y sabe 'leer' constantemente las condiciones de la carretera interpretando la gestión de la dirección, los frenos o la aceleración para una mayor comodidad, seguridad y deportividad en marcha. Sin olvidar el selector de modos de conducción SEAT Drive Profile.

El motor es el que ya conocíamos del grupo VW, 1.5 eTSI 110 KW (150 CV), que responde perfectamente en adelantamientos o carreteras de curvas; acelera de 0 a 100 kms/h en 8,4 segundos, lo que le sitúa en una respuesta adecuada para esa conducción deportiva que esperamos.

El cambio automático DSG de 7 velocidades responde magníficamente, de manera 'inteligente' sin que tengamos que pensar en cambiar de marchas; como que no es secuencial (ver imágenes) y muy diferente a lo que estábamos acostumbrados, si despertamos nuestro yo más controlador acudiremos a las levas situadas en el volante para cambiar manualmente.

El consumo combinado oficial es de 5,8 l/100 kms, aunque a nosotros nos dio unos 7 por terrenos y desniveles diferentes, pero hay que reconocer que conduciendo de manera muy controlada (que no fue nuestro caso porque hicimos bastantes kilómetros por carretera de curvas) se puede bajar hasta los 6.

No olvidemos que llevamos un vehículo con Etiqueta ECO de la DGT, un Mild Hybrid (microhíbrido) con una batería de 48 voltios que ayuda en el arranque del vehículo, pero también en lo que se denomina 'conducción a vela', que llega a desconectar el motor completamente durante unos segundos cuando circulamos por vías tipo autopista o desconecta 2 de los cilindros, una información que nos aparece en el cuadro de mandos.

Equipamiento de seguridad y ayuda a la conducción

Ya que SEAT posiciona el León como el coche más conectado y seguro de su historia, repasemos lo que ofrece sobre todo en ayudas a la conducción, que son un gran salto adelante.

Volvemos a hablar (en las últimas pruebas ya lo hemos explicado para coches de media y alta gama) del sistema predictivo de seguridad, denominado Control adaptativo de la velocidad de crucero predictivo, con las siglas ACC, que posiciona al León en función de los datos reconocidos por el sistema de navegación. Posiciona tecnológicamente al León en la parte alta de conectividad frente a la oposición; puede corregir la velocidad en función de la vía, avisa de curvas complicadas con mala visibilidad, rotondas, o cruces difíciles. Es decir, una gran ayuda cuando vamos sobre todo por zonas no conocidas. Y gracias a la cámara multifuncional frontal y el reconocimiento de señales puede ajustar la velocidad en función de los límites de velocidad (que yo ya he comprobado con el Audi Q7).

En un futuro próximo (habrá que ver cuándo) el León de cuarta generación está preparado para niveles de conducción autónoma 3.

Tecnología Full LED

Cuando hablamos de seguridad, muchos conductores se olvidan de la iluminación, pero cuando conducimos de noche, que en invierno son muchas horas, incluso durante el día como aviso al resto de vehículos, los faros Full LED proporcionan una iluminación de hasta 900 lúmenes, cuando la iluminación normal, para hacernos una idea, es de 550.

OPINIÓN DEL COCHE

El SEAT León no para de sorprendernos una generación tras otra. Pero ésta es un poco especial por los cambios tan importantes en tecnología, de seguridad, de conectividad y de confort. Muy interesante este microhíbrido con acabado deportivo FR con cambio automático de 7 v de nueva generación como el propio coche y perfectamente equipado. Y por unos ajustados 28.550 €

RECOMENDADO PARA

Es un compacto muy recomendable para hasta 5 personas, con un maletero de 380 litros, que, aunque no es el más grande de su categoría, es suficiente para un viaje. Sirve para familias con y sin niños, incluso puede ser ideal para una ocupación habitual de 2 o 3 personas. Pero en concreto para familias, la versión Sportstourer es todavía más aconsejable. 

FICHA TÉCNICA

Motor: Gasolina 1.498 cm³

Aceleración 0-100 km/h: 8,4 seg

Consumo combinado: 5,8 litros/100 km (en la prueba 7)

Emisiones de CO2: 132 gr/km

Normativa de emisiones: Euro 6

Etiqueta medioambiental: ECO

Maletero: 380/1.301 litros

Peso: 1.360 Kilos

Potencia motor eléctrico: 16 CV (12 kW)

Potencia máxima: 150 CV (110 kW) entre 5.000 y 6.000 rpm

Par máximo: 250 Nm

Cambio: automático DSG de 7 velocidades

Tracción: delantera

Largo 4.368 mm, ancho 1.800, alto 1.442