Holanda, proyectos sostenibles
Rotterdam y Vught, creatividad, innovación y sostenibilidad

Rotterdam contará con el primer Parque Flotante de Holanda

La contaminación por desechos de plástico en nuestros océanos es un problema ecológico de primer nivel. Y muchos de ellos llegan a los mares a través de los ríos. Desde Rotterdam se han propuesto luchar contra este problema mediante la construcción del primer Parque Flotante realizado con plástico reciclado, que se inaugurará este verano en las aguas del río Mosa.

Este proyecto propone recuperar los desechos en forma de plástico del río, antes de lleguen al Mar del Norte. Mediante un sofisticado sistema, los plásticos serán reciclados para construir plataformas flotantes en las que se plantarán distintos árboles y plantas.

Plataformas flotantes

Para la recuperación de los desechos de plástico se han fabricado trampas pasivas de basura. De todos los residuos de plástico recogidos, el 98% se encontraba a tan sólo un metro de profundidad y en su mayor parte eran envoltorios, papel de aluminio, botellas, latas, botes de spray y bolsas. Después de estudiar los distintos desechos recogidos, los impulsores del proyecto fabricaron plataformas flotantes reutilizando todos los desechos recuperados.

Por último, sobre los bloques flotantes se plantaron árboles de poca altura y plantas que conforman un ecosistema del que, además de los habitantes de Rotterdam, también se podrán beneficiar los peces y otras especies que pueblan el río. Y es que, en la base de las plataformas, algas y otras plantas servirán de lugar seguro para la reproducción de estas especies acuáticas.

En definitiva, este nuevo Parque Flotante jugará un valioso papel en la expansión de la ciudad sobre el agua, ofreciendo a vecinos y turistas un nuevo espacio verde de disfrute a orillas del río.

Más información: www.recycledpark.com/introduction.html

'De Petrus', una antigua iglesia reconvertida

A 80 km de Rotterdam, muy cerca de Den Bosch, cuna de El Bosco, en la pequeña localidad de Vught, una iglesia del siglo XIX se ha reconvertido en un espacio multifuncional y dinámico que acoge una biblioteca, un museo, una pequeña tienda y un restaurante. Este nuevo y original espacio, llamado 'De Petrus' por estar ubicado en la antigua iglesia de San Pedro.

Se ha conservado la planta original del edificio, aprovechando su amplio espacio para albergar largas estanterías y una gran sala de lectura. Con el fin de dar ese carácter multifuncional al edificio, las estanterías pueden deslizarse hacia atrás, dejando así espacio para la celebración de grandes eventos.

En la remodelación, también se ha creado un entresuelo que acoge el área de estudio y varias salas de reuniones. El pasillo curvilíneo que recorre los laterales del antiguo templo ofrece unas vistas únicas del interior del edificio. En el exterior, el espacio de la iglesia se expande y la entreplanta se convierte en el techo de cuatro pabellones conectados al edificio.

Para aquellos que quieran tomar algo a la vez que disfrutan de un rato de lectura, el pabellón que se encuentra en el jardín alberga un acogedor restaurante. Además, otro de los espacios creados tras la remodelación es el Museo Vughts, en el que se puede descubrir la historia de esta zona a través de una amplia colección de fotografías, pinturas, grabados y otros objetos.

Por último, también es posible comprar algo en la pequeña tienda que ofrece productos de comercio justo como comida, joyas, libros y otras ideas de regalo, con cuya venta se recauda dinero para proyectos en el Tercer Mundo.

Más información: www.depetrus.nl