AMBERES
La ciudad de Rubens y de los diamantes luce una nueva imágen sumamente atractiva

Amberes (Antwerpen) una ciudad a la última

La cuna de los diamantes es también la ciudad de Rubens i la de la moda a la última. Además, la zona portuaria ha sufrido una profunda transformación con edificios de nuevo diseño que albergan modernos museos y todo eso actualmente, con vuelos directos desde diversas ciudades españolas entre las que se incluye Barcelona, a cargo de la compañía Jetairfly. Todo un reto que permite descubrir una ciudad que, aunque no figura en las quinielas de las más turísticas de Europa, no deja de sorprender al visitante. 

El Space Star es un coche urbano, pero permite una movilidad fuera de la ciudad con garantías. Solo hay un motor, pero es suficiente y tiene Consumos muy contenidos. Ahora bien, si hay que destacar por algo este coche es por el espacio interior, muy bien aprovechado, y por un equipamiento completo. MITSUBISHI SPACE STAR 2016, 120 MPI KAITEKI 

Edificio del Ayuntamiento
Edificio del Ayuntamiento

Al mediodía un cucurucho de frites es una buena excusa para matar el hambre y más, si estamos acompañados por las banderas de los municipios de Amberes y las de los países que tienen representación diplomática en la ciudad.

La ciudad de Rubens se ofrece al visitante como la alfombra roja acompaña a los novios en la boda. Aquí los que se desposan son la cerveza local De Kriek servida en la Bolleke, esta copa en forma de cáliz y rodeada de leyendas, con un buen cucurucho de frites, las patatas fritas que acompañan los omnipresentes mejillones que además, se cocinan de cien formas distintas. 

Las notas del carrillón guían nuestros pasos por el casco antiguo de Amberes. La Grote Markt, la Plaza de la Catedral y la Groen Plaats van apareciendo frente a nuestros ojos a medida que avanzamos. Terrazas de cafés, algunos famosos y otros de nuevo cuño, mansiones góticas pertenecientes a los antiguos gremios rematadas por el santo protector recubierto en este caso con pan de oro, músicos callejeros que intentan ganarse el sueldo y tiendas de chocolate, muchas tiendas de chocolate que rubrican la fama de esta delikatessen belga. 

Imprescindibles

· Grote Markt

· Estación del ferrocarril

· Catedral

· Museo de Rubens

· Tiendas de moda

· Barrio de Eilandje

· MAS (Museum aan de Stroom)

· Red Star Line Museum

· Cerveza De Kriek servida en la Bolleke                           

La Estación Central

Amberes fue y es ciudad portuaria, también fue residencia de la aristocracia y un importante nudo de comunicaciones. La estación central, salvada en el último momento de la piqueta demoledora, se ha convertido por votación popular en una de las estaciones de trenes más bellas del mundo. Razones no le faltan para lucir este distintivo. La culpa hay que atribuirla al rey Leopoldo II quién importó de Inglaterra todos los esquemas del desarrollo industrial. Uno de ellos fue dotar al país de una extensa red ferroviaria y levantar en Amberes una estación que deslumbrara a todos los que llegaran a esta ciudad para hacer negocios. Fue construida entre 1895 y 1905 reemplazando a la anterior que se había quedado obsoleta. Mármol y más mármol traído de las canteras de Valonia recubren suelos y paredes del amplio vestíbulo, en lo alto de las cuales lucen los dioses modernos reproducidos simbólicamente: la colmena los negocios, las espigas la agricultura, la rueda dentada la industria.... y como no, la doble L de Leopoldo que resplandece en color dorado.

La Estación Central está considerada como una de las más bellas del mundo
La Estación Central está considerada como una de las más bellas del mundo

Después de la remodelación de la estructura ferroviaria llevada a cabo a finales del siglo XX, la estación cuenta con cuatro niveles subterráneos, restaurantes y galerías comerciales, 14 vías y un túnel subterráneo que permite a los convoyes cruzar la ciudad sin necesidad de dar un rodeo. Todo ello protegido por la misma estructura original de hierro y cristal, de 185 metros de largo por 44 metros de alto.

Wilde Zee

El centro de Amberes se puede considerar como una avenida comercial que va desde la Estación Central hasta la Groen-Plaats. De Keyserlei, un gran boulevard, nos conduce desde la estación hasta la Teniersplaats, con la gran estatua de David Teniers, donde la Leysstraat empalma con la Meier, la gran avenida comercial de la ciudad. Si en De Keyserlei los restaurantes con sus terrazas son los protagonistas, en la Meier los escaparates de moda ocupan los principales edificios. Palacetes históricos reconvertidos en tiendas y almacenes con las marcas del momento además de algunas firmas locales.

La Calle Meier es el eje comercial de la ciudad
La Calle Meier es el eje comercial de la ciudad

Para ir a buscar a los nuevos creadores de la moda de Amberes lo mejor es desplazarnos hasta las paralelas Hopland y Schuttershofstraat. Allí encontraremos todo lo nuevo y lo más innovador en ropa, zapatos, bolsos y otros complementos.

Cuatro cosas importantes en este gran eje que va de la estación al casco antiguo. Junto al templo ferroviario se encuentra el Zoo, un interesante jardín con animales que ocupa un espacio modernista. A pocos pasos de la estación, el barrio de los tratantes de diamantes es un espacio más que peculiar. En el centro del Wilde Zee, la casa de Rubens convertida en museo es de obligada visita y muy cerca de ella, la plaza del Teatro (Theaterplein) acoge los sábados y domingos un variopinto mercado. Ah¡ y en nuestro paseo no debemos perdernos la visita a la antigua Sala de Fiestas Municipal (Stadsfeestzaal) y al Palacio de la Meir, un placer para los sentidos de la vista y el gusto.

Casco antiguo

El centro histórico de Amberes queda englobado básicamente entre tres plazas: la Groen-Plaats, la Handschoenmarkt donde se encuentra la Catedral y la Grotte Markt. Estas explanadas que aglutinan numerosos edificios históricos irán apareciendo por este orden a poco que vayamos avanzando entre terrazas de restaurantes, bares antiguos y de nuevo cuño, además de tiendas de recuerdos y chocolate, uno de los grandes placeres de los belgas.

La Plaza de la Catedral es un buen lugar para relajarse
La Plaza de la Catedral es un buen lugar para relajarse

A estos puntos de interés deberemos añadir la Hendrik Conscienplein, una coqueta placita dedicada a este escritor flamenco donde se encuentra la iglesia de San Carlos Borromeo y la Vrijdagmarkt, una plaza con el interesante museo Plantin-Moretus dedicado a la imprenta que va cambiando de fisonomía según el día (subasta de objetos prácticamente inservibles, propuestas de nuevos diseños...). También, por su proximidad, debemos acercarnos al río Escalda y disfrutar de la perspectiva que se nos ofrece desde ambas orillas.

Las tres plazas del casco antiguo

En el centro de la Groenplaats se levanta la estatua dedicada a Peter Paul Rubens. Cerca de ella también hay una glorieta donde las bandas de música acostumbran a celebrar conciertos. En esta plaza que era un cementerio hasta el siglo XVIII convergen numerosas líneas de tranvía y autobús además del trenecito turístico. Las terrazas del lado norte bullen de actividad los días de sol mientras que a la del este asoma la fachada barroca del hotel Hilton antiguamente el Grand Bazar du Bon Marché.

La Handschoenmarkt es una plaza triangular cuyo edificio más importante es la catedral. La vertiente norte está ocupada por las numerosas terrazas de los restaurantes, mientras que la de enfrente por tiendas de recuerdos, cervezas y chocolates. En el centro, la leyenda literaria del perro Patrasche y el niño huérfano llamado Nello, cuyo éxito en Japón y Corea del Sur ha hecho revivir su historia.

El monumento al heroe legendario Silvio Bravo, frente al Ayuntamiento
El monumento al heroe legendario Silvio Bravo, frente al Ayuntamiento

La Grote Markt representa el corazón del casco histórico. Las casas gremiales de los siglos XVI y XVII rematadas por sus santos protectores bañados en oro, son el signo del importante comercio que bullía en la ciudad durante aquella época; muy bien restauradas y con una agradable iluminación nocturna, lucen en dos de los lados de la plaza mientras el otro lo ocupa el Ayuntamiento. Numerosas banderas pueblan su fachada dando una nota de color a la piedra; son las de los países que mantienen consulado en la ciudad, las de los que están en la UE y las de los municipios de Amberes.

En el centro de la Grote Markt se levanta la estatua dedicada a Silvio Brabo, aquél héroe romano legendario que cortó la mano al gigante Druoon Antigoon porque exigía peaje a todos los barcos que se acercaban por el río Escalda. Esta mano que figura en el escudo de Amberes se ha convertido en uno de los símbolos a nivel gastronómico con galletas, chocolates, mazapanes, etc.

Eilandje

Al norte del casco histórico de Amberes la ciudad está sufriendo una verdadera transformación. El barrio Eilandje o lo que es lo mismo, el antiguo puerto que empezó a quedar en desuso a principios del siglo XX, junto con el que fuera Barrio de los Marineros (Schpperskwartier), ha visto como nuevos proyectos museísticos comparten espacio con antiguos almacenes y dársenas. La Schippersstraat nos conduce hasta allí. En el llamado "barrio rojo" aún se muestran las chicas de alterne como mercancía en los escaparates; eso sí, ahora con un guiño de modernidad y confort. Antes pero, hemos pasado por delante de la fabulosa iglesia de San Pablo, de esta forma los pecados resultan menos penosos. Este templo levantado por los dominicanos ofrece en su interior, el arte de reputados artistas del renacimiento.

El MAS Museum se ha convertido en el edificio más emblemático del barrio de Eilandje
El MAS Museum se ha convertido en el edificio más emblemático del barrio de Eilandje

El puerto deportivo -Willemdok- nos recibe como un espacio amplio y lleno de vida. A su alrededor un bosque de grúas levantando modernos edificios intentan demostrar que la crisis no ha llegado a este sector de la ciudad. Mientras buscamos la bocana de entrada -cuestión difícil de discernir a primera vista- vemos el grandilocuente edificio que se levanta enfrente nuestro. Es el MAS (Musuem aan de Stroom) con el que la villa de Amberes se nos muestra como lugar de paso y encuentros. Si el edificio sorprende por su estructura y genialidad arquitectónica -el grupo holandés Neutelings Riedijk Architecten ganó el concurso al que se presentaron 55 proyectos de todo el mundo- las exposiciones de su interior son una muestra de lo acontecido alrededor de este puerto y más allá de él, mientras la terraza se convierte en un buen punto de observación de todo el entorno.

Vista del puerto deportivo desde el MAS Museum
Vista del puerto deportivo desde el MAS Museum

El lugar, creado a base de grandes espacios que se superponen, no deja de sorprendernos y al otro lado del puerto deportivo, se encuentra el llamado Puerto Bonaparte gracias a una excentricidad de Napoleón, con una colección de barcos antiguos. Entre las extravagancias Welvaert, una vieja grúa flotante que hace tiempo dejo de prestar servicio y donde un romántico intenta mantener su bar -Paniek- entre plantas y objetos de otras épocas. Como siempre que suceden estas cosas, el contraste entre lo nuevo y lo viejo deja boquiabierto, y más de uno muestra un guiño de complicidad frente a la resistencia al cambio. Pero hablando de bares, justo cruzar el vetusto puente de hierro que nos permite ir a la otra orilla, el bar Batavier en un viejo almacén y con una agradable terraza, permite el disfrute de todo este panorama en los soleados días de verano, mientras tomamos una cerveza.

A pie, cuatro calles nos separan del Red Star Line Museum. Fue el gran hangar de esta línea de navegación que entre 1873 y 1934 transportó millones de viajeros al otro lado del Atlántico. Europa estaba sumida en una gran depresión causada por la hambruna y la I Guerra Mundial y las gentes llegaban de todas partes del viejo continente para embarcar en busca de un nuevo mundo.

El Escalda

Este río ha sido durante mucho tiempo el protagonista de Amberes ya que por él llegaba la mayor parte del comercio a la ciudad. Actualmente sus márgenes se ha convertido en una zona lúdica ya que por sus orillas se pasea y se observa como las gabarras y las embarcaciones turísticas discurren aguas abajo. A la altura del casco antiguo se sitúa el muelle de atraque de los cruceros y desde el mirador elevado que supone este muelle se puede observar la Torre-palacio que fue residencia de Carlos I.

Vista de Amberes desde la otra orilla del Escalda
Vista de Amberes desde la otra orilla del Escalda

Vale la pena acceder hasta la otra orilla per ver el skyline de la ciudad desde otra perspectiva. Para ello nada mejor que utilizar el túnel peatonal Sint Anna construido bajo el río. Tiene 572 metros de longitud y un diámetro de casi cinco metros que permite la circulación de ciclistas y peatones en ambos sentidos. Cuando se inauguró en 1933 fue un verdadero evento en la ciudad y se accede hasta él o por ascensor o a través de pronunciadas escaleras mecánicas de madera.

Para saber más

Especial gourmets

Amberes además de patrimonio cultural también lo posee gastronómico con determinados productos que identifican la ciudad. Uno de ellos es la cerveza De Koninck que según la tradición se sirve en la típica copa Bolleke en forma de cáliz. Para la primavera del 2015 está prevista la apertura de un centro sobre la cerveza (www.dekoninck.be). Las Manitas son unas deliciosas galletas que hacen referencia a la mano de Amberes; se elaboran también en chocolate y mazapán. Se pueden acompañar del licor Elixir de Amberes elaborado a base de plantas y hierbas aromáticas. Y para pasar el rato los caramelos Mokatine que los encontrará en la Confiserie Roodthooft, con la típica imagen de un árabe vestido con la chilaba a rayas. Eso sin olvidar las numerosas tiendas de chocolate una de las pasiones de todos los belgas.

Estos productos y muchos otros se pueden adquirir en la Tienda de la Ciudad situada en Grote Markt,11.

"La calle de los dulces"

La Korte Gasthuisstraat se la conoce popularmente como la "calle de los dulces" por la cantidad de negocios centenarios dedicados a la elaboración de chocolates, galletas, pasteles y productos delicatesen. La Confiserie Burie con todo tipo de chuches y bombones, Philip's Biscuits donde entre otras galletas encontrará las que simbolizan la mano de Amberes, Goossens con golosos pasteles y como colofón una tienda de bombones Neuhaus, toda una delicia para la vista y el paladar.

Dulces típicos de Amberes en Philip's Biscuits
Dulces típicos de Amberes en Philip's Biscuits

La moda amberina

El mundo de la moda siempre ha tenido grandes creadores en Amberes y repartidas por toda la ciudad encontraremos tiendas de jóvenes creadores junto a otras de diseñadores ya consagrados. En los años ochenta, seis estudiantes de la Academia de la Moda de Amberes situaron definitivamente a la ciudad en el complicado vericueto de este mundo creativo. Se les conoce como los seis de Amberes: Walter Von Beirendonck, Ann Demeulemeester, Dirk Van Saene, Dirk Bikkembergs, Marina Yee y Dries Van Noten. Precisamente este último adquirió un palacio en la calle Nationalestraat, 16 (www.driesvannoten.be) y lo convirtió en el Het Modepalais donde exhibe sus colecciones.

Amberes se la considera la capital de la moda
Amberes se la considera la capital de la moda

El barrio de San Andrés (Sint-Andries) se ha convertido en el predilecto de los diseñadores de moda. En la Nationalestraat, 28 se encuentra el ModeNatie, edifico que pasó de hotel y grandes almacenes, a albergar el Flanders Fashion Institute (www.modenatie.com) y el Museo de la Moda MOMU (www.momu.be) entre otros organismos relacionados con el mundo de la moda. A su lado, en un gran espacio, jóvenes diseñadores presentan sus creaciones.

Fashion in Antwerp (www.fashioninantwerp.be) es un portal con más de 50 tiendas de creadores de la moda. También hay un mapa gratuito que se obtiene en las oficinas de turismo.

Museos imprescindibles

Casa Rubens (Rubenshuis)

Se puede decir que Pierre Paul Rubens (1577-1640) es el pintor de Amberes más famoso y uno de los pocos artistas de la época que pudo vivir de su trabajo. De echo y a tenor de las casa que podemos visitar, Rubens vivió muy bien, tanto que se pudo permitir el lujo de tener un taller donde algunos pintaban por él dando el artista los últimos retoques.

Rubens vivió en una lujosa casa transformada actualmente en museo
Rubens vivió en una lujosa casa transformada actualmente en museo

En esta casa con aires de palacete italiano Rubens pasó veinticinco años de su vida y aquí realizó una buena parte de se extensa obra. Además de las estancias suntuosamente decoradas y con un rico mobiliario, en lo que fue el taller convertido ahora en pinacoteca podremos ver Adán y Eva, la Anunciación, Cristo en la Cruz y Enrique IV en la batalla de Ivry, además de grandes obras de otros artistas de la época. www.rubenshuis.be

Museo Plantin-Moretus

Chirstoffel Plantijn (1520-1589) fue el primer editor de la historia que se dedicó a imprimir textos de una forma industrial. Sucedía en la segunda mitad del siglo XVI, labor que prosiguió después la familia Moretus. De aquí la importancia del recinto que podemos visitar incluido por la UNESCO en la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Una gran biblioteca y maquinaria antigua de imprenta en el Museo Plantin-Moretus
Una gran biblioteca y maquinaria antigua de imprenta en el Museo Plantin-Moretus

El conjunto comprende la residencia, la imprenta y el taller de edición todo ello dispuesto alrededor de un agradable patio interior. Durante la visita veremos lujosas estancias que reflejan la importancia del negocio en aquella época y donde se reunieron grandes humanistas y eruditos; una incomparable biblioteca que se salvó milagrosamente de los estragos de la II Guerra Mundial, entre cuyas obras se encuentra la primera biblia impresa por Gutenberg entre 1452 y 1455 y una colección de maquinaria que estuvo en funcionamiento hasta 1867. www.museumplantinmoretus.be

MAS (Museum aan de Stroom)

Situado junto al actual puerto deportivo, donde antiguamente había tinglados del muelle, el MAS es algo más que un simple museo. Sus nueve plantas son una combinación perfecta de cerámica y cristal ondulado, de tal manera que la percepción del mundo exterior se nos presenta desvirtuada a no ser que subamos a la terraza panorámica desde donde se puede descubrir un entorno que está sufriendo una profunda transformación.

La guerra y sus consecuencias tienen una amplia presencia en el museo, junto con los grandes éxodos, la solidaridad, los mitos y las religiones. Un continente y contenido que no deja indiferente a nadie.

Al pie del edificio cuatro pabellones siguen el mismo concepto arquitectónico. En uno de ellos está ubicada la tienda, otro está dedicado a la actividad portuaria, un tercero reúne las obras más destacadas del Museo de la Plata Sterckshof y el cuarto -el más interesante- nos muestra el por qué a Amberes se le conoce como el centro mundial del diamante. www.mas.be

Red Star Line

Este museo representa, no solamente la historia de esta compañía de navegación que transportó millones de pasajeros entre Europa y América del Norte, sino también la de la emigración, de gentes del viejo continente que huían de la hambruna.

La Red Star Line se fundó en 1873 con la idea primigenia de transportar petróleo y pasajeros entre Europa y EEUU. Ante la prohibición de este último país de mezclar ambos debido a la peligrosidad que representaba, se dedicó solamente al transporte de personas y mercancías secas, constituyéndose en la primera compañía que alimentó de emigrantes en busca del "sueño americano".

Red Star Line es un museo que nos habla de la emigración
Red Star Line es un museo que nos habla de la emigración

El hangar situado en el antiguo puerto de Amberes, no demasiado lejos del casco antiguo de la ciudad, se ha remodelado para acoger una gran exposición de los movimientos migratorios que hay actualmente en el mundo. Salas acondicionadas con las modernas tecnologías museísticas permiten indagar en el conocimiento de este fenómeno mientras fotografías y objetos, donde no falta la ambientación de los distintos espacios del barco, son el reflejo de una época difícil.

Imprescindible subir hasta lo alto de la moderna torre donde, además del panorama, unas flechas permiten identificar los puntos más lejanos de los que llegaron gentes hasta Amberes para embarcar y los lugares más apartados en el continente americano a los que llegaron. Toda una odisea. www.redstarline.be

Templos que no debes perderte

Catedral de Nuestra Señora de Amberes

En un lateral de la Handschoenmarkt se levanta este templo con una bella fachada gótica rematada por una torre que alcanza los 123 metros y desde la que se divisa una buena vista para quién se atreva con los quinientos escalones. El interior es un recorrido por el arte dada las numerosas obras que ilustran la iglesia. Entre ellas cuatro de Rubens: Elevación y el descendimiento de la Cruz, Resurrección de Cristo y Asunción de la Virgen. También son muy interesantes las pinturas de los maestros flamencos de los siglos XVI y XVII que decoraban los altares de los distintos gremios y que decoran los pilares de la catedral. Otro elemento que llama la atención es el impresionante púlpito que procede de la abadía de San Bernardo y los decorados confesionarios del siglo XVIII. La música es otro de los elementos importantes -la catedral posee dos órganos- por lo que escuchar un concierto de este instrumento es música celestial.

Catedral de Amberes, con una torre que llega a los 123 metros
Catedral de Amberes, con una torre que llega a los 123 metros

Curioso resulta el monumento dedicado a Pieter Appelmans, uno de los arquitectos de la catedral; situado a la derecha de la puerta principal se ven cuatro figuras de bronce construyendo el templo. También es muy interesante el tímpano con una representación del Juicio Final en la que los condenados sufren todo tipo de vejaciones.

Todos los lunes de julio y agosto tiene lugar un concierto de carrillón a las 20 horas que se puede oír desde distintos lugares. www.dekathedraal.be

Iglesia de San Carlos Borromeo

La iglesia mandada levantar por los jesuitas entre 1615 y 1621, en plena Contra-reforma, representa un magnífico ejemplo del arte barroco y del poder de esta orden religiosa en 1773. Rubens contribuyó, no sólo a su decoración sino también a su trazado arquitectónico. Desgraciadamente un incendio provocó la desaparición de las 39 obras de este artista que decoraban el templo. En el interior hay un museo dedicado al encaje (2 €) y los domingos a las 11.30 celebración musical de la eucaristía en la que se conoce como "misa de los artistas". www.carolusborromeus.com

Iglesia de San Pablo

El templo actual formó parte del antiguo monasterio que los dominicos levantaron en el siglo XVI substituyendo otro anterior, de mediados del siglo XIII. El edificio que podemos ver en la actualidad es del siglo XVII, erigido al finalizar las guerras de religión. Pero lo importante de este templo radica en las obras de arte que se encuentran en su interior. Un arrimadero de madera trabajada rodea todo el templo con los confesionarios y estatuas integrados en él. En total más de 200 estatuas y 50 cuadros adornan el interior de la iglesia con obras de mérito de Rubens, Van Dyck y Lordaens, entre otros. El magnifico altar de mármol del altar mayor y el órgano barroco, ambos los mayores del país, son otros elementos a tener en cuenta. Veemarkt, 14. www.mkaweb.be

La cerveza como protagonista

En Flandes en general, hay más tipos de cerveza que días tiene el año, por lo que, hay que buscar bares donde este elixir extraído de la cebada tenga un protagonismo especial.

Bier Central. En el céntrico boulevard De Keyserlei, el lugar ideal para beber cerveza. Más de trescientas marcas, muchas de ellas de barril. Imprescindible para los amantes de la cerveza. De Keyserlei, 25

Oud Arsenaal. Entre la Casa Rubens y el teatro, bar que mantiene el ambiente de los años veinte con una buena selección de cervezas belgas, algunas de barril. Maria Pijpelincxstraat, 4

De Groote Witte Arend. Antigua cervecería con un agradable patio interior en forma de claustro. Estancias donde predomina la madera y creaciones culinarias tradicionales en un ambiente muy distendido. Reyndersstraat, 18. www.degrootewittearend.be

Den Billekletser. Pequeño y curioso local tanto por las 280 clases de cerveza que tienen como por los personajes que alberga y la decoración de las paredes. Hoogstraat, 20

GUÍA PRÁCTICA

Cómo llegar

La compañía Jetairfly vuela desde Alicante, Barcelona, Ibiza, Málaga y Mallorca hasta Amberes. www.jetairfly.com

Iberia (www.iberia.com) , Vueling (www.vueling.com) y Brussels Airlines (www.brusselsairlines.com) vuelan desde distintas ciudades españolas al aeropuerto de Bruselas-Zaventen (www.brusselsairport.be). Desde allí, en tren se pude llegar hasta Amberes de forma rápida (www.belgianrail.be)

Rynair (www.rynair.com) vuela hasta el aeropuerto de Charleroi (www.charleroi-airport.com) situado a unos sesenta kilómetros de Bruselas, con enlaces por autobús y tren hasta distintas ciudades de Flandes.

Información turística

Hay dos oficinas, una en la Estación Central y otra en la Gote Markt, 13. Permanecen abiertas de lunes a sábados, de 9 a 17.45 h y los domingos, de 9 a 16.45 h. Tel. +32 3 232 01 03. www.visitantwerpen.be

En Barcelona tenemos información en la oficina de turismo de Flandes. Tel: 93 508 59 90. www.flandes.net

Descubrir Amberes

Unos tótems rojos señalizadores repartidos por la ciudad nos indican el barrio donde estamos, en naranja al que nos queremos dirigir con el tiempo de marcha y en gris los principales lugares, museos y monumentos.

Moverse en Amberes

En la ciudad existe dos líneas de metro con sólo once estaciones y numerosas líneas de autobús. El tranvía TRAM con una docena de líneas es el transporte más utilizado y también el más ecológico. Los billetes se pueden adquirir en el mismo convoy a 3 € (validez 60 minutos) o en las máquinas expendedoras, librerías, supermercados, etc, a 1,50 €. Existen pases para uno, tres o cinco días al precio de 6 (4 € de 6 a 12 años), 12 o 17 €. www.delijn.be

Antwerp City Card

Es una buena opción si queremos visitar algunos museos de la ciudad. Hay tarjetas de 24, 48 o 72 horas a 27, 35 o 40 €. El Bus turístico Citytour es gratuito y además tendremos descuentos en algunas tiendas y en los transportes turísticos incluidos los barcos que navegan por el río.

Si viajas con niños

ZOO. Situado justo al lado de la Estación Central es uno de los parques zoológicos más antiguos de Europa. Entre arquitectura modernista y un agradable jardín inglés conviven más de 5.000 animales de casi un millar de especies distintas. Ideal para pasar en él como mínimo media jornada. www.zooantwerpen.be

Aquatopia. Muy cerca del zoo en este magnífico acuario podemos ver especies de los siete mares además de un formidable jardín tropical. Los océanos, las marismas, los arrecifes coralinos y un espacio para que los más pequeños puedan experimentar. Ideal para días lluviosos. www.aquatopia.

El Zoo ocupa un recinto modernista
El Zoo ocupa un recinto modernista

EVENTOS 2016

En la catedral de Amberes "Reunión. Desde Quinten Metsys hasta Peter Paul Rubens. Obras Maestras del Museo Real de vuelta a la Catedral". La catedral de Nuestra Señora de Amberes se ha convertido en un verdadero tesoro del arte religioso, pintada y tallada por maestros célebres. Una oportunidad única para admirar in situ las obras de los afamados pintores de Amberes, de Metsys de Rubens.

Interiores Divinos, experimentar iglesias en tiempos de Rubens 

El museo Mayer van den Bergh de Amberes abre las rejas de las iglesias del S. XVII a través de una exposición con obras sobre el interior de las mismas en tiempos de Rubens. La exposición continúa en las calles mediante una app que conduce a 6 iglesias de la ciudad, 2 de las cuales vuelven a la vida gracias a una reconstrucción 3D.

https://www.museummayervandenbergh.be/Museum_MayerVanDenBergh_EN/MayerVanDenBerghEN/What-is-there-to-see/Divine-Interiors.html