Malta
Escenarios de película, vacaciones de cine

MALTA, DESTINO DE VACACIONES

Por su situación en el centro del Mediterráneo, Malta fue un territorio deseado a lo largo de la historia. Los pueblos que pasaron por este conjunto de islas dejaron un magnífico patrimonio arquitectónico que junto a un paisaje de excepción, se ha convertido en el decorado de numerosas películas.

Laguna Azul
Laguna Azul

Imprescindible

* La Valletta y frente a la capital, los núcleos de Vittoriosa, Senglea y Cospicua

* Las ciudades históricas de Mdina y Rabat

* El pueblo de pescadores de Marsaxlokk

* Las islas de Gozo y Comino

Vittoriosa
Vittoriosa

Situada al sur de Sicilia, a medio camino entre Europa y África, el territorio de Malta lo forman basicamente tres islas: Malta, Gozo y en medio de las dos la pequeña isla de Comino que desde el año 2004 forman parte de la Unión Europea. Por aquí pasaron fenicios, cartagineses, romanos, bizantinos, árabes, normandos, ingleses, franceses y también perteneció durante casi doscientos años a la corona catalano-aragonesa, hasta que en 1530 Carlos V entregó este territorio a la Orden de los Caballeros Hospitalarios de San Juan.

De todo este bullicioso pasado, si una cosa ha perdurado junto a un patrimonio bien conservado, son costumbres anglosajonas como la lengua y la conducción por la izquierda, además de todo lo referente a la Orden de San Juan de Malta, tan poderosa en otros tiempos y cuyo emblema figura en el escudo maltés.

La capital de Malta

Valletta es la capital de Malta. Su nombre proviene de Jean Parísot de la Vallette, Gran Maestre de la Orden que coordinó la reconstrucción de la ciudad después del asedio de los turcos en 1565.

Es una ciudad de calles rectilíneas que ha sabido conservar su pasado medieval con numerosos palacios barrocos. En el casco histórico lo más relevante es el Palacio del Gran Maestre, levantado en el siglo XVI. Quizás sea uno de los palacios más emblemáticos de todo el país, no en vano acoge las oficinas de la Presidencia de la República y del Parlamento maltés. Alberga en la planta inferior una espectacular armería donde están expuestas armas y armaduras de diferentes épocas. Gran parte de los salones que se encuentran en las plantas superiores pueden ser visitados y sorprenden por el número y la calidad de las obras de arte que allí se encuentran.

Cerca de él, la monumental co-catedral de San Juan es un templo del siglo XVI incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad. Guarda diversas maravillas en su interior, entre ellas la Decapitación de San Juan Bautista, conocida obra de Caravaggio. Otra iglesia de suma importancia arquitectónica es la dedicada a san Pablo, apóstol vinculado a estas tierras donde cuenta la leyenda que llegó en el 60 d.C.

Otros edificios de interés entre la multitud de palacios de la ciudad son el Albergue de Provenza donde se encuentra el Museo Nacional de Arqueología que cuenta con una importante colección de piezas que permiten adentrarse en la historia de Malta. El Albergue de Aragón,construido en el siglo XVI,actualmente acoge el Ministerio de Justicia y en su interior hay un monumento dedicado a Michele Xerri y sus compañeros, protagonistas en 1798 de un motín contra los franceses que fue castigado con diversas ejecuciones.

También vale la pena visitar la Casa Rocca Piccola, un edificio del siglo XVII que conserva en su interior los muebles propios de una casa noble maltesa del siglo XIX. Aunque es una residencia particular, puede visitarse mediante un servicio de de guías.

De todas maneras lo mejor es callejear por el casco antiguo y quedarse prendado del ambiente que envuelve la población con sus tiendas, cafés, restaurantes y sobretodo, disfrutar con la maravillosa vista del puerto desde los jardines de Barrakka.

Tres ciudades en una

Una gran muralla defiende los dos puertos naturales que se abren a ambos lados de la ciudad. Enfrente, tres núcleos se apiñan en lo que fue el primer asentamiento. Vittoriosa, Senglea y Cospicua son lugares donde hay que perderse, así como alquilar un luzzu, la típica embarcación de atrevidos colores con la que cruzar el espacio marítimo que separa ambos enclaves. Vittoriosa, defendida por el fuerte de Saint Angelo, reúne diversos palacios como el del Inquisidor, el del Gobernador o el de la Universidad entre muchos otros. En Senglea podemos acercarnos hasta Gnien il-Gardjola, el Jardín del Puesto de Vigilancia y ver todo el transito de embarcaciones que arriban a los diques del Gran Puerto de Malta. Cospicua es la más grande de las tres y fue la última en ser edificada. Su mayor atractivo lo constituye el puerto deportivo por el agradable ambiente y la amplia zona de restaurantes.

El gran puerto entre Valletta, Vittoriosa, Senglea y Cospicua
El gran puerto entre Valletta, Vittoriosa, Senglea y Cospicua

Un paseo por el interior

Mdina, situada en el interior de la isla, fue la antigua capital. Su nombre proviene de la época de ocupación sarracena y es un buen ejemplo de ciudadela medieval fortificada. Desde las almenas se divisa una buena perspectiva de la ciudad que conserva el aire aristocrático y del paisaje torturado por el sol que la envuelve. Rabat es la tercera ciudad de la isla en cuanto a importancia histórica. En su arquitectura destaca el diseño de los balcones de madera y las numerosas iglesias de culto católico, la principal religión que se practica en Malta.

No debemos olvidarnos de los restos arqueológicos como los templos de Hagar Qim y Mnajdra, la cueva prehistórica de Ghar Dalam, los espectaculares acantilados de Dingli y Marsaxlokk, un típico pueblo de pescadores donde vale la pena parar. 

Una isla de leyenda

Cuenta la literatura que en Gozo hizo escala Ulises después de viajar a Itaca, pero lo primero que llama atención al acercarse a la isla, son los monumentales molinos harineros cuya técnica de construcción parece que proviene de Mallorca. Si la isla de Malta aglutina un mayor número de complejos turísticos y movida nocturna, Gozo es la cara tranquila del país. Eminentemente rural, tiene en Victoria la ciudad más importante mientras que al norte y sur de la isla, los pueblos de pescadores de Marsalforn y Xlendi merecen ser visitados aunque sólo sea para comer pescado en los restaurantes junto al mar, acompañados del mecer de las embarcaciones de ojos vigilantes y cascos con vivos colores.

Prehistoria y naturaleza

En el centro de Gozo, próximos a Xaghra, se levantan los templos megalíticos de Ggantija. Incluidos en la lista del Patrimonio de la Humanidad, fueron construidos alrededor del 3600 a.C con rocas que pesan varias toneladas y una muralla exterior de unos seis metros de altura, algo difícil de comprender en aquella época. En Dwejra, en la costa meridional de la isla, podemos disfrutar con un bello fenómeno natural. Se trata de un mar interior unido al exterior a través de un túnel natural por donde pasan las pequeñas embarcaciones. Un paisaje de excepción junto a unas piscinas naturales ideales para el buceo.

Finalmente Comino a medio camino entre Malta y Gozo, apenas está habitada por una docena de personas. Toma su nombre de la cantidad de hierbas aromáticas que crecen en su superficie, especialmente el comino y es un verdadero paraíso para los amantes del mar y los deportes acuáticos como buceo, submarinismo y windsurf. La llamada Laguna Azul no es sólo un excelente lugar para nadar sino que ofrece una de las mejores vistas a las islas maltesas.

GUÍA PRÁCTICA

Cómo llegar

Rynair y Vueling enlazan respectivamente Madrid y Barcelona con el aeropuerto de Luqa situado en la isla de Malta, mientras Air Malta lo hace desde Málaga. La conexión entre las islas de Malta y Gozo está garantizada por un ferry con transporte de vehículos. A Comino se llega con un servicio de embarcaciones que funciona de mitad de marzo a mitad de noviembre.

Otra posibilidad es llegar en barco ya que numerosos cruceros que recorren el Mediterráneo recalan en el puerto de La Valleta.

Gastronomía

La cocina maltesa está impregnada por los sabores de las distintas culturas que pasaron pòr el país. Entre sus especialidades se encuentra el guiso de conejo o stuffat tal-fenek, o el conejo con ajo al vino. Los potajes también son muy apreciados y como no, como buen puerto del Mediterráneo, los platos de pescado y marisco. A la hora de los postres, los pastizzi son una especie de pastelitos de hojaldre de origen turco rellenos de carne. Los vinos malteses están alcanzando una merecida fama y proceden principalmente de las variedades merlot y chardonnay.

Algunos recomendados

La Capanna en la población de Marsxlokk. Especialidad en pescados y mariscos cerca del puerto. www.lacapanna.com.mt/?page_id=6

Rubino, en el casco antiguo de La Valleta. Uno de los establecimientos más genuinos de la isla con cocina tradicional maltesa. www.rubinomalta.com

Grotto Tavern en la localidad de Rabat. Cocina franco maltesa en un local de ambiente medieval con toques modernos. www.grottotavern.net

Fiestas

El calendario festivo en Malta es muy extenso y aunque se prolonga durante todo el año es en los meses veraniegos donde se concentran buena parte de las celebraciones.

Entre las muchas festas que se realizan en Malta y Gozo podemos destacar principalmente las de Nuestra Señora de Pompeii, en Marsaxlokk, el 3 de agosto, o las fiestas de St.Julians, el 31 de agosto. Aunque sin duda la más importante de todas es la fiesta de la Asunción de María- Santa Marija, en maltés- el 15 de agosto, declarada fiesta nacional y se vive de una forma especial en Mosta (Malta) y Victoria (Gozo).

Aunque los carnavales tienen lugar en los meses de febrero o marzo, durante el verano, a mediados de agosto, se vuelcen a celebrar en Valletta para regocijo de turistas y lugareños.

Una de las fiestas de mayor orgullo nacional tiene lugar cada 8 de septiembre, cuando los malteses celebran el Día de la Victoria, fiesta que conmemora el fin del Gran Asedio de 1565, el final de la ocupación francesa en Malta en 1800 y la caída del régimen italiano en 1943. En Valletta, a los actos oficiales por la mañana, el foco de atención se desplaza por la tarde al Gran Puerto donde tiene lugar las regatas de barcos decorados con tradicionales motivos malteses. Por la noche es cuando se abre paso la devoción a Nuestra Señora de la Victoria, con espectáculo de fuegos artificiales y procesiones en pueblos como Naxxar, Senglea, Mellieha o Xaghra.

Para recibir el otoño, el Festival Mediterránea llega todos los años a Gozo para reunir a los mejores exponentes de la cultura y el arte. Eventos al aire libre y en sus icónicos recintos te trasladarán a lo más emblemático de la isla. www.mediterranea.com.mt/

Una de las fiestas que se ha convertido en una tradición es la Noche Blanca (Notte Bianca) a principios de octubre. Una jornada en la que los espacios culturales y las calles de Valletta despliegan eventos y actividades especiales para acercar la cultura y el arte a todos los residentes y turistas. www.festivalsmalta.com/notte-bianca/

Más información

Página oficial de Turismo de Malta. www.visitmalta.com/es.

Fotos gentileza de Turismo de Malta