FORD MUSTANG BULLITT
                                                                                                                                                                                                                                                                                     Probamos el Bullitt V8 manual 6 velocidades                                                                                                  5.0 con 460 CV y 529 Nm de par

El coche que conmemora el 50 aniversario de una película muy especial con una espectacular persecución por San Francisco

El Ford Mustang ha cumplido 55 años. Hablamos de uno de los iconos del mundo del automóvil, un deportivo que ha sabido sobrevivir al paso del tiempo, rejuveneciéndose en cada nueva generación y adaptándose a los gustos europeos cuando ha sido necesario. Hemos probado una edición muy especial, la del 50 aniversario, que rememora el Mustang GT de 1968 conducido por el policía Bullitt, encarnado por Steve McQueen en una de las mejores persecuciones del cine. Aquel Mustang GT tenía 294 CV de potencia, este Bullitt tiene nada menos que 460.

Te dejamos un vídeo publicado por LOCOS POR LOS AUTOS MX, de 6 minutos, de la persecución en la película

POR TONI VELÁZQUEZ, FOTOS T. VELÁZQUEZ Y FORD PRENSA, VÍDEOS FORD

Es la tercera generación del Bullitt después de las de 2001 y 2008. Hay solo dos colores a elegir, pero ambos con la elegancia y a la vez la deportividad que requiere este coche: Negro Shadow o Verde Oscuro Highland, que es el mismo que el original. Nos ha tocado el negro, y no nos importa, al contrario.

Exterior llamativo y 'retro'

A un coche así se le debe exigir un diseño 'potente', que no pase desapercibido y que, obligatoriamente, tenga un aspecto deportivo.

Pero, además, tiene que respirar de alguna manera una apariencia un tanto retro, como las salidas de escape o que no aparece en el frontal el caballo típico de los Mustang. De hecho, solo vamos a encontrar el Mustang en algunos detalles; por ejemplo, pequeñito en el centro de las llantas, o al abrir la puerta, reflejado en el suelo (solo lo vemos sin luz diurna) o en la pantalla central cuando introducimos la llave.

El coche tiene 4,79 metros de longitud y dos puertas; destacan detalles modernos como por ejemplo en el lateral las llantas de aleación de 19 pulgadas en las que destacan los frenos Brembo con las pinzas en un llamativo color rojo. 

El Mustang reflejado en el suelo
El Mustang reflejado en el suelo

De hecho, el diseño es más bien sencillo en general, sobre todo en la parte delantera, pero muy efectivo. Sí que destaca toda la parte trasera, con las llamativas luces con las también el gran logo Bullitt (a modo de tapa de depósito) en el centro de la parte posterior del coche.

En el interior y volumen maletero

Cuando abrimos la puerta vemos enseguida que los materiales son de buena calidad y nos fijamos en que, aunque en teoría es un 4 plazas, los pasajeros de atrás tienen que ser pequeños y los asientos delanteros deben ir muy adelante. En realidad, es un dos plazas, las de atrás son para algunos casos muy concretos.

Los asientos son deportivos (si los queremos Recaro tendremos que pagar un poco más de 2.000 €) cosidos con hilo, por lo que añaden un plus a la deportividad del coche, que también se nota al sentarnos al volante (aunque no por eso dejan de ser cómodos), y más al echar mano al cambio manual, que es un pomo de una bola blanca que sobresale entre los colores oscuros del resto de materiales, excepto las pantallas, claro está.

Hablando de pantallas, la central, de 12 pulgadas LCD digital, contiene toda la información necesaria, de una manera por cierto muy ordenada y no invasiva. Como decíamos, es uno de los pocos lugares del coche en los que podemos ver el caballo Mustang, que en el caso de nuestra unidad aparece en plata sobre la pantalla azul claro, pero desaparece enseguida.

La otra pantalla, la de instrumentación que vemos tras el volante, es digital y podemos cambiar la configuración con solo apretar un botón; el diseño que más nos gusta es el del cuentarrevoluciones que en vez de una esfera es un ángulo recto al revés, alargado hasta el final. 

Ponemos la radio en marcha y apreciamos el sistema de sonido premium B&O PLAY de 1000 vatios, con altavoces de tres direcciones que distribuyen el sonido de una manera muy limpia hacia todo el habitáculo.

El maletero no está nada mal para un coche de este tipo, porque es de 408 litros y podemos viajar con equipaje sin demasiados problemas.

Motor muy potente, con sonido especial

Pero si hablamos de sonido, (mira y, sobre todo, escucha el vídeo grabado en Mountain Road, en la isla de Man) justo en el momento en que ponemos el motor en marcha nos quedamos impresionados. ¡No veas cómo suena, qué potencia notamos al escucharlo! Aunque, hay que decirlo, cuenta con un sistema de válvula de escape de altas prestaciones que mejora el sonido característico de un V8, pero se agradece.

Llevamos un motor de 5 litros con 464 CV, 529 Nm de par que acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos, por lo que el sonido es un complemento a las sensaciones globales que nos pone en situación ya antes de iniciar la marcha. 

Motor actual
Motor actual
Motor de 1968
Motor de 1968

Conduciendo

Apretamos el embrague, que por cierto requiere hacerlo con firmeza, entramos primera con el característico cambio de marchas de la bola blanca y empezamos a movernos.

Lo primero que podemos notar es que es muy fácil de llevar; a pesar de la potencia, no nos vamos de revoluciones si no queremos, lo tenemos controlado; ayuda la nueva tecnología Ford que permite cambios de marcha más suaves, aunque si nos pica la curiosidad vamos a ir enlazando marchas con tremenda potencia, siempre atentos al comportamiento de un tracción trasera como es el caso. De momento subimos a tercera y reducimos a segunda en la primera curva, instante en el que percibimos el 'blip' (sonido de aceleración) al bajar marchas que me pone personalmente en modo deportivo total.

No cabe duda de que el Bullitt es un coche para disfrutar de la conducción, gracias al magnífico propulsor y a una eficiente suspensión deportiva unida a una dirección precisa. Conforme vamos subiendo de revoluciones conseguimos unas prestaciones que ya son las que esperamos de esta 'bestia', y en carretera de curvas disfrutamos al máximo, aunque siempre con el cuidado con el que hay que llevar un coche de estas características.

Es, hay que decirlo, un coche americano que se ha adaptado al estilo europeo para la venta en este continente, por lo que para algunos conductores europeos puede ser que piensen en algo más, pero para el propietario europeo habitual de este coche seguro que le parece bien, y resulta cómodo, aunque vayamos altos de revoluciones.

Equipamiento de seguridad y confort

El equipamiento de serie está a la altura del coche. Además de los elementos ya obligatorios en la UE, cuenta por ejemplo con Control de Estabilidad Electrónico (AdvanceTrac), que combina los diferentes sensores; si queremos Control electromagnético de la amortiguación tendremos que gastarnos 2.200 €.

Los sistemas de seguridad infantil, a pesar del tipo de coche, están presentes en los asientos traseros (no en el del copiloto) con fijaciones Isofix, por lo que a priori resulta un poco extraño, podemos llevar a los niños en el coche, pero si los llevamos al cole llamará enormemente la atención...

Entre el equipamiento de confort, se agradece en los asientos delanteros calefacción para el invierno y refrigeración en verano. Y si decidimos incluir asientos Recaro (los más deportivos), tendremos que abonar 2.000 €.

Consumo y emisiones

Sinceramente, cuando conduces un coche de este tipo, disfrutas mucho, pero piensas en tu bolsillo porque la potencia que alcanza viene de algún sitio, y el combustible, en este caso gasolina de 95 o 98 octanos, no deja de ser el alimento principal. Pero, después de comprobar la media de consumo de litros a los 100 kms con una conducción sin pasarnos pero sin cortarnos y por diferentes recorridos, ha sido de 10,5, a pesar de que el oficial es superior a 11, y con el nuevo ciclo WLTP.

En cuanto a las emisiones de CO2, hay que reconocer que no nos vamos a ahorrar el Impuesto de Circulación, porque son (también con ciclo WLTP) 277 gr/km, pero entra en la normativa de emisiones Euro6, lo que lleva sus ventajas.

Precio interesante

Si decimos que cuesta 55.500 €, es evidentemente un precio elevado, pero las características de este coche, deportivo, exclusivo y con 460 CV, resulta justificado. 


Algunas imágenes del Mustang de 1968

Comparativa
Comparativa
El original expuesto en el National Mall
El original expuesto en el National Mall

FICHA TÉCNICA

Motor: Gasolina 8 cilindros en V, 5.038 cc

Aceleración 0-100 km/h: 4,6 segundos

Consumo mixto: 12,9 l/100 km

Emisiones de CO2: 277 gr/km

Normativa de emisiones: Euro 6

Potencia máxima: 460 CV a 7.250 rpm

Par máximo: 529 Nm a 4.600 rpm

Cambio: manual de 6 velocidades

Tracción: Trasera

Maletero: 408 litros 

Dimensiones (mm): Largo, 4789, ancho, 1916, alto, 1.382

Precio: 55.500 €