AUDI Q2 1.9 TDI QUATTRO S TRONIC
                                                                                                             Concentrado de SUV de calidad

SUV para todos los terrenos con espíritu joven y deportivo

Del Audi Q2, de su diseño exterior e interior y de las tecnologías que dispone ya hemos hablado ampliamente en esta web (ir a la info) Ahora hemos tenido la oportunidad de probar a fondo una de las versiones con más interés, la diésel TDI de 190 CV, con tracción total, cambio automático y paquetes de conectividad y seguridad de primera. Es un coche de medidas contenidas y con espacio interior para 4 personas sin problemas y 5 si es necesario, un SUV de categoría premium manejable en todos los terrenos; lo hemos llevado por ciudad, por carretera y por autopista y ha respondido bien en todos los terrenos.

POR TONI VELÁZQUEZ, MAYO 2017

El más pequeño de la familia Q (los SUV de Audi) tiene concentradas sus virtudes en poco espacio (4,191 metros de largo) y en el interior se percibe buena calidad de materiales y una amplitud notable para sus medidas exteriores.

La unidad que probamos, con un color 'azul ara', tiene el acabado Sport Edition y cuenta con una imagen deportiva exterior gracias al paquete SLine. Antes de iniciar la marcha comprobamos el equipamiento, muy completo en el caso de la unidad que llevamos, tanto en diseño y comodidad como en seguridad y conectividad.

Eso, un buen equipamiento, eleva mucho el nivel del coche, aunque lógicamente también tiene un precio superior.

Se notan a primera vista los faros LED en el frontal, que en general sigue las formas de familia; la parte trasera es la zona con más personalidad diferenciada. En la parte posterior del lateral (el llamado pilar C) tenemos sobre la plancha un plástico ('blade') de color que en nuestro caso es gris claro y combina muy bien con el azul general. Y también se ve con claridad que el techo va bajando progresivamente, lo que le da un aire cupé, como también el spoiler y las salidas de escape cromadas.

Nos ponemos en marcha

Con la tranquilidad que nos da disponer de un equipamiento de seguridad tan completo nos disponemos a iniciar la marcha. Ponemos la pantalla virtual del cuadro de instrumentos con la configuración de los relojes (cuentarrevoluciones y velocímetro) pequeños y el navegador enorme, porque la pantalla hace nada menos que 12,3 pulgadas.

Al mismo tiempo, disponemos de la información más importante proyectada gracias al HUD. A diferencia de otros vehículos de la marca, no proyecta esta información sobre el parabrisas directamente sino sobre un plástico (de calidad).

En el centro del salpicadero vemos la pantalla de 8,3 pulgadas (que se esconde al parar el vehículo) con todo el menú. Entre las funciones, podemos elegir diferentes tipos de conducción (recordemos que son: auto, comfort, dynamic, efficiency e individual y que influyen sobre los sistemas del vehículo; por ejemplo, en el funcionamiento de la dirección, el cambio automático, así como en la amortiguación adaptativa opcional). Optamos al principio por la Sport, porque tenemos ganas de conocer cómo funciona si le pedimos máxima potencia.

Iniciamos el recorrido por carretera de curvas. La verdad es que sólo porque vamos en posición elevada tenemos la sensación de conducir un SUV, porque la estabilidad es muy buena, sin sensación de balanceo desagradable para los pasajeros ni para el comportamiento del coche; es decir, tiene una agilidad de marcha como si lleváramos un compacto. Ayuda el hecho de que, para ser un coche de estas características, todocamino con motor grande y cambio automático, pesa 'solo' 1.555 kg.

Buen motor y buen cambio S tronic de 7 velocidades

Llevamos un propulsor de 4 cilindros diésel TDI 2.0 de 190 CV de potencia que hace de 0 a 100 en 7,3 segundos. Además del buen comportamiento general, la potencia permite dar respuesta inmediata al salir de curvas y responde muy bien en caso de adelantamiento. El cambio S tronic de 7 velocidades es excelente, como corresponde a las cajas automáticas del grupo VW; es tan cómodo y tan eficaz que no es necesario preocuparse por cambiar. Pero, de todas maneras, para los que nos gusta conducir, es inevitable pasar a secuencial, probar las levas y conocer cómo funciona cada una de las 7 marchas. Ponemos a prueba nuestras habilidades frente al modo automático, pero es inevitable volver al modo automático por comodidad.

Por autovía de montaña

Llegamos a una autovía de montaña y aprovechamos para cambiar con una sola tecla la pantalla, ahora con los relojes grandes como estamos acostumbrados con los analógicos. El coche es cómodo, pero además decidimos poner el modo 'comfort' y nos dejamos acompañar suavemente por la tecnología.

Probamos sobre la marcha el Asistente de mantenimiento de carril y el Control de crucero adaptativo, que mantiene la distancia automáticamente con el coche que nos precede y recupera la velocidad programada cuando cambiamos de carril o acelera el coche de delante. Todo hay que decirlo, estos sistemas ACC son muy cómodos en largos recorridos, pero a veces un poco aburridos y no estamos a salvo de conductores 'nerviosos' que adelantan ilegalmente por la derecha aprovechando la distancia necesaria que mantenemos. Este ACC del Q2 que llevamos, permite cambiar de manera muy fácil la distancia que queremos mantener (siempre distancia legal) respecto al coche precedente.

Es un gusto conducir este coche por una autovía de montaña y más con los sistemas de seguridad.

Salimos del asfalto

Aunque es un coche sobre todo para circular por asfalto, cuando nos metemos por caminos sin asfaltar, este Audi Q2 convence. También está equipado para adaptarse a las condiciones fuera de la carretera con el modo offroad para el ESC, y con una altura libre al suelo de casi 15 centímetros.

Como que tiene un peso ligero y la tracción 'quattro' funciona a la perfección, aunque no es un todoterreno puro (ni debe serlo) nos permite adentrarnos con garantías por caminos con dificultad, que al fin y al cabo será como mucho lo máximo que hagan la mayor parte de los compradores.

Y llegamos a la ciudad

Nos decantamos por el modo de conducción eficiente (efficiency ) para adentrarnos en ciudad. El Audi Q2 no es un coche preferentemente 'urbanita' como se califica en ocasiones a autos de este tipo, de pequeñas dimensiones. Pero se mueve por las calles de la ciudad con agilidad, es fácil de maniobrar y no es un dolor de cabeza meterlo en las malditas plazas de muchos parkings, sobre todo los más antiguos (aunque algunos nuevos tienen lo suyo).

El coche es fácil de conducir por calles anchas o estrechas, y al tener una visión general más alta parece que lo facilite todo.

Y lo que va de maravilla es disponer del 'asistente de conducción en atascos', como conducción semiautónoma que es, relaja y es seguro porque evita distracciones.

Consumo

Si nos atenemos a los datos oficiales, por ciudad la media de consumo es de 5,8 litros a los 100 km, la de carretera es de 5 litros, y el consumo medio de 4,6 litros. Pero eso no ocurre nunca en ningún coche. El gasto medio que nos ha mostrado el ordenador de abordo ha sido de 6,9 litros.

COCHE RECOMENDADO PARA

Ya lo decíamos al hablar de la novedad del Q2: es un coche recomendado para parejas de todas las edades. Pero como que las plazas traseras y el volumen del maletero (355 litros) están muy bien, las familias con niños pequeños, incluso un poco mayorcitos, pueden disfrutar de un vehículo completo

OPINÓN DEL COCHE

La unidad que hemos probado ya hemos ido explicando que es excelente en todos los terrenos. Pero para poder acceder a toda la tecnología, al equipamiento máximo, nos tendremos que rascar el bolsillo, porque al completo supera los 50.000 €. Quien se lo pueda permitir, adelante, no se arrepentirá. Aunque siempre podrás elegir la versión básica de 116 CV TFSI, que está a la venta desde 27.000 €.

FICHA TÉCNICA

Motor: Diésel TDI de 1.968 cc

Aceleración 0-100 km/h: 7,3 seg

Consumo medio: 4,6 l/100 km

Emisiones de CO2: 132 gr/km

Normativa de emisiones: Euro VI

Potencia máxima: 190 CV a 3500-4000 rpm

Par máximo: 400 Nm 1900-3330 rpm

Cambio: automático de 7 velocidades

Tracción: Total

Maletero: De 355 a 1000 litros

Largo, 4191 mm; ancho, 1794, alto, 1508

Precio Audi Q2 190 CV quattro cambio S tronic 7 v: desde 37.500 € - precio aproximado de esta unidad, 51.000 €