Audi Q5 2017
                                                                                                 Segunda generación con excelentes novedades

El Audi Q5 de 2017 llega cargado de tecnología

Aunque en el diseño exterior no se aprecian muchos cambios excepto la nueva parrilla delantera, lo que no se ve es lo que realmente ha evolucionado. Por poner solo un par de ejemplos, incorpora la suspensión neumática adaptativa, que permite variar la altura de la carrocería en cinco modos; y la tracción quattro es ahora con tecnología 'ultra', que funciona de manera 'predictiva'. El resultado es un SUV con el que de verdad podemos afrontar terrenos con dificultad incluso media/alta y recorridos en carretera de alta comodidad y seguridad. Lo he podido comprobar y doy fe.

POR TONI VELÁZQUEZ, FEBRERO 2017

Desde 2008, cuando se presentó el primer Q5, se han vendido 1,6 millones de unidades, lo que para un coche de alta gama es una cifra más que interesante. La generación de 2017, la segunda, progresa adecuadamente en todos los sentidos: seguridad, conectividad, mecánica, electrónica... En este vídeo puedes ver información general en movimiento.

Diseño más musculoso, mayores dimensiones, menos peso

La definición del nuevo diseño puede ser tal como dice Audi: más musculoso, menos redondo y más dinámico.

Si nos fijamos en los laterales o la parte trasera no vemos demasiados cambios, pero en el frontal sí que se percibe un cambio claro, la nueva parrilla 'singleframe' y grandes entradas de aire. También veremos en la parte delantera los nuevos faros LED o incluso con tecnología Matrix LED e intermitentes dinámicos.

Se presenta con cuatro niveles de equipamiento, que ofrecen otras tantas apariencias exteriores, y se puede elegir entre 8 colores de carrocería diferentes.

El Q5 de 2017 ha crecido en todas sus dimensiones, que ahora son: 4,66 metros de largo (3,5 cm más que antes), 1,89 de ancho por 1,66 de altura y una distancia entre ejes de 2,82 metros.

A pesar de que dispone de más tecnología, el nuevo Q5 no aumenta de peso, sino que lo ha reducido en hasta 90 kg. Además, consigue un coeficiente aerodinámico Cx de solo 0,30, excelente para un SUV, lo que redunda en una mejora en consumo y agilidad de marcha.

Lo que encontrarás en el Interior

El interior de los Audi ya nos tiene acostumbrados a un buen nivel de acabados, comodidad y un buen aprovechamiento del espacio. En el nuevo Q5 una de las mejoras en confort es la reducción de ruido aerodinámico, que alcanza el nivel de aislamiento de la sonoridad del buque insignia de la marca, el A8 (con permiso del Q7).

Admite personalización, porque según el nivel de acabado se pueden elegir diferentes colores y materiales. Y de noche en algunos acabados se puede cambiar la luz ambiental interior hasta en 30 colores diferentes.

La climatización se presenta de dos tipos, el volante puede ser calefactado según la versión, e incluso se puede optar por la función de masaje, una delicia sobre todo en viajes largos. Lo que no es opcional es un amplio espacio real para 5 pasajeros.

La banqueta trasera está dividida en tres partes, y opcionalmente se puede elegir con reglaje longitudinal (que se puede mover adelante y atrás) y de inclinación. Por tanto, el maletero puede variar entre los 550 litros (10 más que la anterior generación) y los 610, y llega hasta 1.550 litros con los asientos traseros abatidos.

También opcionalmente se puede incorporar el portón trasero de apertura eléctrica, y si cuenta con suspensión neumática (luego hablamos) se puede hacer descender la altura para facilitar la carga.

Conectividad y navegación

El sistema de navegación es muy sofisticado porque cuenta con el 'asistente personal de ruta' con función de aprendizaje. Eso quiere decir que el vehículo 'aprende' rutas y destinos habituales y lo asocia al lugar y hora en que se realiza el paso. Después, el conductor puede acudir a solicitar rutas alternativas optimizadas.

El sistema (opcional) MMI Navegación Plus tiene conexión de alta velocidad 4G y un punto de acceso Wi-Fi, que permite conectarse también a los pasajeros. Si no tenemos el 'plus', el sistema MMI de serie nos conecta con nuestro móvil y sus posibilidades.

Ayudas a la conducción

Audi define las ayudas a la conducción de esta segunda generación del Q5 como "un nuevo paso para la conducción pilotada". La verdad es que no se podía esperar menos en este coche.

El ACC (control de crucero adaptativo) incluye el asistente de conducción en atascos, que es conducción casi autónoma.

También cuenta con:

- asistente de mantenimiento en el carril

- aviso de distancia al coche que nos precede

- asistente de tráfico cruzado

- alerta de salida de carril

- Audi 'pre sense city', que advierte de la presencia de peatones y vehículos

- frenada automática de emergencia

Pero también nos ayuda en cosas más sencillas pero efectivas como a ahorrar combustible con la información global que nos ofrece el vehículo sobre los trayectos.

Suspensión neumática adaptativa

Una de las interesantes novedades del Q5 2017 es la nueva suspensión neumática adaptativa, con la que podemos ajustar la altura de la carrocería según el terreno por el que nos movemos o incluso como decíamos hablando del maletero, facilitarnos la carga porque baja la carrocería.

Esta suspensión es muy diferente a la convencional. Para empezar, la altura al suelo de la carrocería en situación normal es 22 mm más baja, pero lo mejor es que podemos ajustar electrónicamente la altura al suelo según el terreno por el que circulemos, desde zonas offroad al modo 'dynamic', en que la distancia al suelo se rebaja en 15 mm. Y también se puede optar por modo 'efficiency', 'comfort', individual o automático.

En el modo lift/offroad del 'Audi drive select' (para velocidades de hasta 35 km/h) la altura aumenta 45 mm respecto al nivel normal; en el modo 'allroad' (hasta 80 km/h) el aumento es de 25 mm. Cuando se selecciona el modo 'dynamic' la carrocería desciende 15 mm

Sistema quattro 'ultra'

Otro de los avances del Audi Q5 2017 es el nuevo sistema de tracción total 'ultra', que se presentó recientemente en el A4 Allroad. Funciona de forma 'predictiva', lo que quiere decir que incluso se adelanta en décimas de segundo a situaciones de peligro que el conductor difícilmente puede percibir con antelación, como una mancha de aceite o un peligroso charco en el piso, gracias a que trabaja en red con el resto de sistemas del vehículo y toma decisiones inteligentes.

Quattro 'ultra' desconecta el eje trasero si no es necesaria la tracción integral y lo vuelve a conectar cuando es necesario. Y una ventaja clara del sistema 'ultra' es que no necesita doble embrague para la transmisión. Y también que en tracción delantera el embrague multidisco desconecta el árbol de transmisión, lo que "elimina la causa principal de pérdidas por arrastre en el conjunto de la transmisión" (Audi). De esta manera, a pesar de que cuenta con más elementos, es casi 4 kg más ligera que la anterior, lo que además de un mejor funcionamiento permite ahorrar combustible.

Espero que el vídeo te ayude a entenderlo mejor.

Respuesta fuera del asfalto

Ya he comentado que es un coche que pudimos probar en una zona offroad con cierta dificultad: zonas deslizantes con barro un poco traidor, paso de riachuelos, cambios bruscos de rasante, caminos de tierra con piedras sueltas... En fin, un repaso de manera práctica a cómo se enfrenta el coche a diferentes situaciones, que, aunque no van a ser habituales, bueno es tener la seguridad de una buena respuesta. Incluso si un día tenéis ganas de poner en práctica aquello del famoso 'espíritu aventurero' os lo vais a pasar de fábula.

La tracción 'ultra', la suspensión neumática adaptativa o el control de descenso entre otros apoyos electrónicos, crean una situación de seguridad enorme.

Motores y precios

El Audi Q5 2017 sale al mercado europeo con 4 motorizaciones y consumos sensiblemente inferiores a la generación anterior.

Una de ellas es gasolina, con motor TFSI de 252 CV, que lleva tracción quattro 'ultra' y cambio S tronic (automático) de 7 velocidades. Es de momento la más cara; cuesta 55.850 € y consume de media 6,8 litros a los 100 km. En gasolina el próximo motor probablemente será el del SQ5, de 354 CV, del que todavía no hay precios.

Las otros tres propulsores son diésel. El de acceso es el TDI de 150 CV (4,5 litros a los 100 km), manual y con tracción delantera, que está a la venta por 40.550 €. Los otros dos tienen tracción 'ultra' y cambio S tronic de 7 v; uno de 163 CV (4,9 a los 100) que cuesta 46.800 € y un 190 CV (también 4,9 a los 100), por 46.800 y 49.500 € respectivamente.

Después hay que mirar detenidamente los paquetes opcionales.

Las pantallas

Las pantallas en los coches son elementos muy importantes que los fabricantes tienen muy presentes a la hora de crear cualquier coche porque suponen una fuente de información constante para el conductor.

Son importantes el diseño, que debe ser ergonómico, el tamaño, que cada vez ocupa un espacio de mayor relevancia, y la resolución de los gráficos. Por poner una pega, el conductor tiene que estar muy atento y no distraerse; por suerte para ello está el volante multifunción.

En el Audi Q5 de 2017 es opcional, pero si es posible (sobre todo por el precio), es muy aconsejable incluir el paquete 'Audi virtual cockpit', un sistema virtual. El tablero de instrumentos, con una pantalla de 31,2 cm y 12,3 pulgadas, permite elegir solo con apretar un botón entre dos alternativas, la de los dos relojes tradicionales (velocímetro y cuentarrevoluciones) y la otra, la que los relojes se reducen para dar espacio a la navegación, la agenda de teléfono, la radio y el menú.

La otra pantalla, la situada en la consola central, es de 8,3 pulgadas y es capaz de ‘comprender’ una orden escrita a mano.

Ah, y todavía queda una pantalla más, la del propio parabrisas, en el que se proyectan los datos más importantes para mantener la vista en la carretera; el ‘head-up display’ (HUD).