SUBARU XV 2.0
                                                                                                                                    Probamos a fondo el 2.0 Executive Plus

Un todocamino con muy buen equipamiento de serie

En la presentación del Subaru XV 2018 llegamos al fondo de las prestaciones todoterreno, sorprendentemente positivas gracias al sistema X-Mode, conocimos datos del diseño, del excelente equipamiento de serie, de los 5 niveles de acabado y del avance en todos los sentidos que ha representado la nueva plataforma respecto a la anterior generación. Ahora, con el acabado superior hemos tenido la oportunidad de hacer una prueba a fondo por carretera, autopista y caminos. Este es el resultado; vaya por delante que es un SUV recomendable por la relación precio/calidad.

POR TONI VELÁZQUEZ, TEXTO Y FOTOS. MAYO/JUNIO 2018

Los asientos delanteros son cómodos, y el del conductor se puede regular eléctricamente con 8 posiciones, por lo que seguro que encontramos nuestra postura ideal, y no hay duda de que los pasajeros de atrás tienen el espacio necesario a lo ancho y para las piernas; el techo solar eléctrico, que va de serie, ilumina el interior. El maletero no es el más grande de la categoría, con 385 litros (que pueden llegar a los 1.310 con una sola fila de asientos), pero nos caben bien 4 maletas tipo medio y varias bolsas de mano o mochilas de pequeñas de las que están tan de moda ahora, es decir, lo necesario excepto que vayamos a un cambio de domicillio, y la boca de carga es muy ancha.

Nos conectamos

Antes de movernos conectamos el móvil; el XV no tiene navegador, pero la conexión con el smartphone es fácil, de buen nivel y nos permite visualizar diferentes prestaciones en la pantalla, de 8 pulgadas, y conectar con el audio del coche. A través del móvil mantenemos la conexión a internet (que cada uno calcule su nivel de uso de datos); con ello, seguimos escuchando por ejemplo nuestras emisoras de radio favoritas en cualquier lugar.

Pronto empezamos a recibir mensajes de todo tipo (SMS, WhatsApp...) que son leídos por una voz femenina un tanto 'electrónica'. Permite contestar también por voz, lo que es divertido al principio, pero efectivo al fin y al cabo; no distrae en la conducción, excepto que nos impliquemos en exceso en un tema complicado, lo que no debemos hacer por la seguridad de todos.

La cámara de visión trasera da una buena calidad de imagen al margen de las circunstancias meteorológicas.

Completo equipamiento de seguridad de serie

Para nuestra tranquilidad, contamos con el equipamiento de serie EyeSight, con sistemas de ayuda a la conducción de primer nivel.

Ya en marcha, activamos el ACC (Control de Crucero Adaptativo), un elemento de comodidad (en un viaje largo por autopista nuestra pierna derecha lo agradecerá enormemente) pero también de seguridad; permite adaptar en cuatro distancias el espacio que mantiene respecto al coche precedente, y si se me permite un consejo, mejor la distancia más corta, porque el ACC sigue siendo seguro pero evitará que nos encontremos con la desagradable situación que por situar la distancia de seguridad larga, algún espabilado/irresponsable nos adelante por la derecha y provoque una frenada innecesaria que el coche hace de manera automática.

Nos mantenemos en el carril con corrección de volante si el sistema lo considera necesario, lo cual es también muy interesante porque supone elementos de conducción semiautónoma para que nos vayamos acostumbrando, aunque el aviso sonoro si pisamos la raya es un poco pesadito, lo que podemos evitar poniendo el intermitente en cada cambio de carril, que es lo que toca.

Respuesta del motor y del cambio

Subaru ya anunció que pronto dejará de montar motores diésel en sus coches. En nuestro caso vamos con el motor gasolina de 150 CV, con cambio automático CVT Lineartronic de 7 velocidades.

Entramos enseguida a la autopista, vamos con una posición de conducción ni muy alta ni muy baja, con una visibilidad correcta del camino y del entorno, y sin elementos superfluos que nos distraigan.

La potencia de momento es más que suficiente para arrastrar los 1.500 kilos de peso, incluso responde bien en esos repechos que encontramos de vez en cuando en la autopista, y más con el ACC.

Para probar la respuesta del cambio secuencial esperamos la salida a la carretera, que siempre es más agradecida para los conductores que todavía queremos ser dueños de las revoluciones por minuto, a pesar de que llevamos un cambio automático más que interesante.

Y, claro, cómo no 'catar' las levas en el volante al entrar en una carretera que combina algunas rectas (pocas) con muchas curvas, algunas cerradas tipo paella; el XV demuestra la efectividad de su nueva plataforma y una buena amortiguación, no barquea en absoluto y es destacable la dirección, que es precisa.

Aunque en algunos momentos un pelín más de potencia se hubiera agradecido, el resultado es bueno. Y bajando el puerto (con rampas impresionantes) nos dejamos llevar por el cambio automático, controlando con el freno, lo que nos da seguridad.

En caminos de montaña

Como explicábamos al principio, ya tuvimos la oportunidad de probar el sistema X-Mode con tracción total AWD y 220 mm de altura al suelo, en terrenos tan complicados como pistas (muy) deslizantes y cotas todoterreno para afrontar zonas que muy pocas veces se nos pueden presentar. Porque lo que nos encontramos normalmente son caminos de dificultad media, como en nuestro caso, y la respuesta es excelente, incluso en comodidad.

Consumo

En un recorrido largo y por diferentes terrenos es cuando se puede sacar una conclusión lo más exacta posible del consumo. Según los datos oficiales, este acabado del Subaru XV gasta 6,9 litros a los 100 km; en nuestro caso, con una conducción por zonas muy diferentes, subió hasta los 8 litros, es decir, lo que ocurre habitualmente, un litro más.


OPINIÓN DEL COCHE

Sinceramente, por 28.200 € nos podemos llevar un todocamino de 4.465 metros y un habitáculo amplio, con un equipamiento muy completo en todos los sentidos (seguridad, confort, conectividad), cambio automático con levas y una respuesta todoterreno que nada tiene que envidiar a muchos SUV bastante más caros.

FICHA TÉCNICA

Motor: Gasolina 1.995 cc

Aceleración 0-100 km/h: 10,4 seg

Consumo medio oficial: 6,9 l/100 km

Emisiones de CO2: 155 gr/km

Normativa de emisiones: Euro 6

Potencia máxima: 156 CV (115 kW)

Par máximo: 196 Nm a 6.000 rpm

Cambio: automático CVT Lineartronic 7 velocidades

Tracción: Total

Maletero: De 385 a 1.310 litros

Dimensiones (en mm): Largo, 4465, ancho, 1800, alto, 1.595

Precio: 28.200 €