SEAT TGI 2019
                                                                                     Ahora con un depósito más de GNC

SEAT a Gas Natural comprimido, más gas, menos gasolina

Arona, Ibiza y León TGI se han renovado para conseguir una mayor capacidad para los depósitos de gas, que ahora son tres, y menos para la gasolina. Son las propuestas ecológicas de SEAT junto con el Mii Ecofuel en su apuesta por los híbridos de gas/gasolina. Hasta 500 km de autonomía funcionando únicamente con Gas Natural Comprimido (GNC) consigue el León, y el Arona y el Ibiza pueden alcanzar los 400 km.

POR TONI VELÁZQUEZ, FOTOS SEAT PRENSA, ABRIL 2019

Las grandes ventajas de esta tecnología son la reducción de las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) respecto a su homólogo en gasolina, concretamente de un 25%, las de NOx (óxido de nitrógeno) si lo comparamos con un diésel hasta un 75% y las de SO2 (dióxido de azufre) son prácticamente nulas. Como consecuencia, todos ellos están en la franja tan preciada sobre todo en las grandes ciudades y para ahorrar impuestos de la Etiqueta ECO de la DGT. Y como que solo necesitan un motor, a diferencia de los híbridos eléctricos que necesitan dos, más las baterías, también resultan menos pesados y más económicos en el coste de tenencia desde el principio porque llenar el depósito de gas es bastante más económico que el de gasolina o diésel y gasta menos.

Envidiable coste por kilómetro

Según los datos oficiales el coste por kilómetro recorrido puede resultar hasta un 50% más económico que el mismo acabado en gasolina y un 30% más en el caso de un diésel, incluso un 25% más económico respecto a un híbrido eléctrico convencional.

Pero también tiene alguna desventaja. Por ejemplo, que la capacidad del depósito de gasolina se ha reducido y ahora es de 9 litros, lo que supone una autonomía de menos de 150 km, con lo cual mejor tener a mano una 'gasinera' de GNC o si no tendremos que ir repostando gasolina a menudo. Pero, lo más importante, no nos quedaremos 'tirados' sin combustible de uno u otro tipo.

El necesario aumento de 'gasineras' GNC

Encontrar un punto de atención para llenar el depósito de GNC es relativamente fácil en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, aunque faltan surtidores de GNC en gasolineras convencionales que sería lo más interesante, pero no es igual en otros puntos de la península. De eso son conscientes en SEAT, que se ha erigido como líder en esta tecnología, por eso, algunos acuerdos con empresas suministradoras de gas natural para aumentar los puntos de atención, sobre todo en las rutas más importantes, a coches a gas natural, es fundamental para dar el impulso definitivo a estos híbridos.

En cualquier caso, 21 de las 46 capitales de provincia españolas ya cuentan con una gasinera en un máximo de 30 km a la redonda. Podemos dar por buena la cifra de 100 puntos de atención que estarán operativos en España antes de final de año, completando los 65 actuales.

Al principio de esta 'aventura', Naturgy (antes Gas Natural Fenosa) fue el partner principal para extender los puntos de suministro de GNC, pero eso ha cambiado "por el cambio de dirección de la empresa", según nos indica Ramón Calderón, responsable de Movilidad Sostenible de SEAT, "y está a la espera de tomar nuevas decisiones al respecto". Lo mejor es que eso beneficiará al usuario porque habrá mayor competencia.

Más autonomía en gas

SEAT argumenta el aumento de la capacidad de los depósitos (como decíamos ahora son tres) de Gas Natural en detrimento del de gasolina porque "es lo que piden los usuarios ". Nos lo tenemos que creer porque tiene sentido, pero estos usuarios son, en principio, mayoritariamente de zonas de residencia cercanas a gasineras, por lo queda por delante la 'conquista' de compradores en zonas diríamos más complicadas para repostar GNC, con el aumento de puntos de atención.

Prioridad al GNC

Excepto en el caso de que los depósitos de gas se hayan agotado o que la temperatura del líquido refrigerante esté por debajo de los 10 grados bajo cero porque se deben calentar los inyectores, el motor de los TGI arranca en modo gas natural, y en este caso poco probable en la mayor parte de la península, en cuanto suba la temperatura, que es en pocos segundos, automáticamente pasa a modo gas.

¿Depósitos seguros?

Todos nos preguntamos si el hecho de llevar gas como combustible en nuestro coche puede representar algún peligro en caso de accidente, o, por lo menos, saber qué puede ocurrir si tenemos una fuga. Los especialistas de SEAT responden de manera contundente: "es el mismo caso que cualquier depósito de gasolina o diésel, incluso menor", porque "La gama TGI de SEAT utiliza depósitos de GNC de gran resistencia a golpes, arañazos y corrosión".

Eso nos deja tranquilos... Y también que todas las versiones TGI, incluido el SEAT Mii Ecofuel, han obtenido la máxima calificación en los test de seguridad EuroNCAP.

Pero vayamos modelo a modelo, teniendo en cuenta que están a la venta con todos los acabados, como sus homólogos de gasolina o diésel.

Arona, el primer SUV a gas natural

Es sorprendente, pero el Arona, el todocamino urbano de SEAT, es el primer SUV del mundo que utiliza la tecnología GNC. Eso le da unas posibilidades enormes en el mercado en un segmento que va constantemente al alza.

Gracias a los nuevos depósitos de gas, tiene una capacidad de 13,8 Kg, lo que se traduce en una autonomía de 410 Km.

Cuenta con el motor 1.0 TGI de tres cilindros y 12 válvulas de 90 CV con un par máximo de 160 Nm. De serie equipa un cambio manual de 6 velocidades.

Hace de 0 a 100 km/h en 13,2 segundos, emite 98 gr/km de CO2 y el consumo combinado es de 3,3 Kg/100 km, o lo que es lo mismo, solo necesita 2,97 euros para recorrer 100 km.

El maletero tiene una capacidad de 282 litros y la altura al suelo es de 190 mm

Se puede comprar desde 19.300 €

Ibiza, casi como el Arona

Los datos por lo que se refiere al Ibiza TGI son prácticamente iguales al Arona, excepto por la capacidad todocamino. Recorre también 410 Km en modo gas y hace de 0 a 100 km/h en un poco menos, 12,1 segundos; las emisiones son un poco inferiores, de 92 gr/km.

El maletero tiene una capacidad de 262 litros.

A la venta desde 18.340 €

Otra cosa es el León TGI

El León en su versión a gas natural ofrece otras prestaciones, mejores, y se presenta en dos carrocerías, la de 5 puertas y la familiar ST y ahora también podemos optar por los acabados Xcellence y FR. También permite elegir entre cambio manual de 6 velocidades o cambio automático DSG de 7.

SEAT León ST con carrocería familiar
SEAT León ST con carrocería familiar
El maletero del Leon ST tiene una capacidad de 482 litros
El maletero del Leon ST tiene una capacidad de 482 litros

Gracias a la inclusión del tercer depósito de gas, de acero bonificado, se suma a los dos de fibra de carbono, consigue una autonomía solo en GNC de 480 km con el cambio manual y de 500 km en cambio automático.

El motor 1.4 TGI de 110 CV puede acelerar de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos y consume con la caja automática 3,5 kg a los 100 km con GNC, lo que representa un gasto de 3,15 euros cada 100 km. Si es con caja manual, el consumo es de 3,6 Kg/100 Km, necesitaremos 3,24 euros cada 100 km. Las emisiones van entre los 95 y los 98 g/Km de CO2.

Y la capacidad del maletero es muy respetable en la carrocería familiar ST porque es de 482 litros, aunque en la versión 5 puertas es de 275 litros.

Leon TGI 5 puertas
Leon TGI 5 puertas

Mii Ecofuel, el pequeño urbano

El Mii tiene su versión híbrida de gas y gasolina, con un motor 1.0 Ecofuel de 68 CV de potencia. La autonomía, como es lógico, es inferior, de 380 km. Tiene en este caso únicamente dos depósitos de gas de 10,9 Kg de capacidad total.

El cambio es manual de 5 velocidades, la potencia es de 68 CV y la aceleración es un poco más perezosa, porque necesita 16,3 segundos en conseguir los 100 km/h desde 0.

Pero el consumo es muy interesante, sobre todo para los que hacen recorridos urbanos, porque solo necesitaremos 2,7 euros cada 100 km, y las emisiones también bajan notablemente respecto al resto, porque son de 82 gr/km.

El maletero tiene una capacidad de 213 litros.

Está a la venta por 12.190 €.

Diferencia de precio respecto al de combustión tradicional

Si nos decidimos por esta tecnología de GNC, la diferencia de precio de compra respecto al de combustión tradicional es, de media (hay que consultar cada caso), de unos 1.000 €, aunque hay que mirar cada caso. Pero si hacemos números a medio plazo y estamos convencidos de las bondades de la propulsión con GNC, pronto recuperaremos la inversión. Y lo que es igualmente importante, colaboraremos a reducir todo tipo de emisiones.

Este cuadro comparativo seguro que te interesa