Berlín
La capital de las cien caras

Berlín, la ciudad de cristal junto al río Spree

Berlín desde hace un tiempo se ha convertido en una de las ciudades más atractivas de Europa. Combina modernidad y tradición y muchos jóvenes se sienten atraídos por su aire desenfadado. Andar por Berlín es una sorpresa continua, un museo al aire libre que nos recuerda su historia escrita en calles, plazas, jardines, edificios y monumentos. 

En pocos años la ciudad ha experimentado un proceso de cambios espectaculares en el diseño urbano que satisfacen al viajero más exigente. Los monumentos más emblemáticos comparten espacio con los diseños vanguardistas de los más afamados arquitectos.

Imprescindible

· Isla de los Museos

· La cúpula del Reichstag

· Torre de televisión en Alexanderplatz

· Postdamer Platz

Interior de la cúpula del Reichstag
Interior de la cúpula del Reichstag

El Nissan Leaf, un coche eléctrico amplio y cómodo, es una buena propuesta de movilidad para Berlín; la capital alemana ha convertido centenares de farolas en puntos de recarga para las baterías. Pero el Leaf también se atreve a salir por zonas interurbanas, gracias a su autonomía de hasta 250 km NISSAN LEAF 30 kWh Tekna

EMPEZAR EL DIA EN MITTE

Una buena manera de iniciar el día en Berlín es desayunar en la cafetería giratoria de la Torre de televisión (Fernsehturm) ubicada en Alexanderplatz, el centro neurálgico de la ciudad. Nos encontramos en el distrito de Mitte (centro) donde prácticamente se concentran la mayor parte de las ofertas culturales, hoteles y restaurantes recomendables, centros comerciales y el Tiergarten, el pulmón verde de la ciudad. Subir a la Fernsehturm en ascensor merece la pena; nos encontramos en el lugar idóneo para orientarnos y contemplar Berlín a 207,53 m. de altura. En la misma plaza se encuentra el Ayuntamiento (Berliner Rathaus) apodado ayuntamiento rojo por el color del edificio, y tras él San Nicolás, el templo religioso más antiguo de Berlín.

Caedral de Berlín en estilo neobarroco
Caedral de Berlín en estilo neobarroco

Desde Alexanderplatz podemos enlazar con la avenida Unter den Linden (avenida bajo los tilos) y la calle Friedrichstrase donde se ubican las tiendas más notables de Berlín. El bus número 100 de dos pisos, recorre de punta a punta esta zona hasta Zoologischer Garten, otro de los puntos emblemáticos de la ciudad, lo que convierte este medio de transporte en una especie de bus turístico. Nuestra primera parada es la catedral de Berlín (Berliner Dom) de estilo neobarroco que se erige junto al río Spree; suba hasta la cúpula y si tiene la suerte de coincidir cuando suena el órgano, es una dosis de placer para seguir nuestra ruta por la Isla de los Museos (Museumsinsel).

Isla de los Museos desde el río Spree
Isla de los Museos desde el río Spree

Un paseo por el río Spree

La visita a este conjunto museístico le ocupará parte del día, una jornada que podemos combinar con un paseo en barco por el río Spree y sus canales para seguir admirando los edificios históricos desde otra perspectiva: el antiguo Palacio de la República (RDA), la estación de Friedristrasse, la nueva Cancillería, el puente de Calatrava.... A orillas del río se han habilitado agradables espacios con bares y tumbonas para tomar el sol, e incluso una improvisada playa de arena.

De nuevo en tierra firme, es el momento de pasear por la elegante Unter den Linden hasta la puerta de Brandemburgo, haciendo algunas paradas. En el centro de la Bebelplatz, donde se encuentra el edificio de la Ópera, un cristal en el suelo cubre unas estanterías vacías que simbolizan la quema de libros de la Universidad de Humboldt durante la Segunda Guerra Mundial. Cerca de aquí, la Gendarmenmarkt es una de las plazas más bonitas de Berlín que podemos contemplar tomando un cóctel o una cerveza en el emblemático Newton bar.

Newton Bar decorado con los desnudos del famoso fotógrafo Helmunt Newton
Newton Bar decorado con los desnudos del famoso fotógrafo Helmunt Newton

El emblema del antiguo Berlín

Seguimos nuestra ruta hasta la Pariser Plazt, donde se alza la puerta de Brandemburgo, uno de los lugares que resumen la historia de Berlín. Justo al lado de la mítica puerta se halla el Monumento del Holocausto (2005), proyectado por el arquitecto Peter Eisenman; se trata de un espacio abierto de 19.000 m2 formado por un laberinto de cubos de hormigón de diferentes alturas. Ahora nuestro objetivo será visitar el Bundestag, el viejo Reichtag en la plaza de la República, para acabar el día en la impresionante cúpula de cristal que corona el parlamento berlinés. La entrada es gratuita pero con estrictas normas de seguridad. La obra maestra del arquitecto Sir Norman Foster nos eleva por una pasarela de caracol para contemplar Berlín desde las alturas y quién sabe si cenar en su restaurante.

Exterior del histórico Reichstag convertido actualmente en la sede del Parlamento
Exterior del histórico Reichstag convertido actualmente en la sede del Parlamento

El nuevo Berlín se extiende desde la iglesia de la Memoria que recuerda la destrucción de la II Guerra Mundial, hasta la Postdamer Platz, donde arquitectos creativos de todo el mundo han dejado volar la imaginación

Iglesia de la Memoria
Iglesia de la Memoria
Postdamer Platz
Postdamer Platz

En la zona del Zoologischer Garten, la iglesia de la Memoria (Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche) es uno de los símbolos que recuerda la destrucción de Berlín en la segunda guerra mundial; entre y observe los rayos de luz que penetran tras pequeñas losas de vidrio de color azul intenso. En sus alrededores se halla el zoológico y aquarium y la famosa avenida Kufürstendamm, la entrañable "Ku'damm", con gran afluencia de público variopinto, tiendas y restaurantes.

Desde aquí empalmamos con la calle Postdamer y la plaza del mismo nombre, donde arquitectos de fama internacional han dejado volar su ingenio para convertir Berlín en la capital de la creatividad. Aquí se dan cita el Sony Center, un conjunto de edificios de acero y cristal con una plaza central cubierta por una cúpula, el Casino de Berlín, de los arquitectos Renzo Piano y Kolhbecker, el Centro Comercial Potsdamer Platz con más de un centenar de tiendas y las sedes de la Daimler Chrysler de Hans Kolhoff, o Mercedes Benz de Rafael Moneo. Puede sentarse un momento en el ecléctico café-restaurante Josty y admirar este centro comercial donde se ha ubicado el Museo del Cine Alemán que alberga, entre otros, el vestuario de la mítica Marlene Dietrich y donde se celebra la Berlinale, el famoso Festival Internacional de Cine.

Interior del Centro Comercial Postdamer Platz
Interior del Centro Comercial Postdamer Platz

El periodo de la guerra fría

Una manera de despedirnos de Berlín es en el histórico Checkpoint Charlie, el puesto de control situado en Friedrichstrasse que separaba las dos mitades de Berlín. En medio de la calle hay una réplica de la garita del ejército americano y el simbólico cartel escrito en inglés, alemán, ruso y francés que nos recuerda "usted está abandonando el sector americano". La visita al museo Haus am Checkpoint Charlie nos recuerda los avatares de la guerra fría, una iniciativa de Rainer Hildebrandt que fundó el centro para mantener viva la memoria del muro y sus consecuencias.

Merchandising militar en Checkpoint Charlie
Merchandising militar en Checkpoint Charlie

GUIA PRÁCTICA

Cómo llegar

Air-Berlin y Lufthansa realizan vuelos directos y diarios desde Barcelona, Madrid y otras ciudades españolas. Iberia también vuela diariamente a Berlín desde Madrid/Barcelona. El aeropuerto de Tegel TXL se encuentra a 8 km del centro de Berlín; está muy bien comunicado con autobuses (JetExpressBus TXL, Expressbus X9, 109, 128), trenes (U-Bahn y S-Bahn) y taxi. También existe el aeropuerto de Schönefeld SXF a unos 18 km al sureste de la urbe y muy bien conectado con diversas líneas de autobuses, el S-Bahn y el Airport-Express. Cuando se ponga en marcha en Schönefeld el aeropuerto de Berlín-Brandeburgo Willy Brandt, sustituirá al anterior y se convertirá en el aeropuerto principal. www.berlin-airport.de

Air-Berlín: www.airberlin.com

Lufthansa: www.lufthansa.es

Iberia: www.iberia.es.

Más información

Con la tarjeta Welcome Card puede viajar en el transporte público con descuentos en restaurantes y espectáculos. Hay opciones entre dos y seis días (19,50 a 41,50 €). También hay el Museumspass que permite visitar distintos museos durante 72 horas, incluidos los de la Isla de los Museos, por 42 €.

Oficina de turismo: la Central se halla en Brandenburger Tor.
 Otras oficinas se encuentran en Pariser Platz y en Pavillon am Reichstag.
 www.visitberlin.de

Turismo de Alemania: www.germany.travel/es

Dónde comer

KADeWe. Tauentzienstrasse, 21-24. En la última planta de estas galerías tiene a su alcance los productos y las cocinas del mundo. En la barra o en la mesa puede saborear desde ostras con una copa de champán, haute cuisine, cocina tradicional berlinesa y la mejor cerveza.

Dressler. Unter den Linden, 39. Local clásico para saborear la cocina tradicional con un toque de diseño. www.restaurant-dressler.de

Margaux. Unter den Linden, 78. Restaurante con una estrella Michelin; platos tradicionales, pescado y marisco. Cuenta con una extensa bodega. https://margaux-berlin.de

Lutter & Wegner. Charlottenstraße, 56. Sencillo y tradicional a precios razonables. www.l-w-berlin.de

Dónde dormir

Art'otel Berlin-mitte. Wallstrasse 70-73. Tel. +49 30 240620. En el barrio de Mitte, al sur de la Isla de los Museos. La misma cadena hotelera dispone de otro hotel -Art'otel Berlin cuty center west- que combinan el diseño y el confort. www.artotel.com

Novotel Berlin Mitte. Fischerinsel, 12. Tel. +49 30 206740. Céntrico en el barrio de Mitte, cerca de la plaza Gendarmenmarkt. www.novotel.com

Jolly Hotel Vivaldi. Friedrichstraße 96. Tel. +49 30 2062660. Lujoso hotel de nueva construcción cerca de la Isla de los Museos, gestionado por la cadena NH. www.nh-hoteles.es

Hotel Meliá Berlín. Friedrichstrasse, 103. Tel. +49 30 20607900. Inaugurado a finales del 2006, está situado en el centro de Berlín. www.solmelia.es

No debes perderte

La Isla de los museos. El río Spree forma una isla donde se concentra un importante conjunto de cinco museos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. www.visitberlin.de/es/sitio/isla-de-los-museos-museumsinsel

Museo de Pérgamo (Pergamonmuseum). El principal atractivo es el Altar de Pérgamo (s. II a. C.), el templo de Atenea (s. III a.C.), la Puerta de Ishtar (s. VI a.C.) que perteneció a la antigua Babilonia. De arte islámico se puede ver el techo original de la Torre de las Damas de la Alhambra (Granada), y la sala de Alepo (s. XVII), un magnífico ejemplo de arquitectura otomana.

Museo Antiguo (Altes Museum). Edificio de estilo clasicista dedicado al arte griego y romano.

Antigua Galería Nacional (Alte Nationalgalerie ). Acoge la mayor colección de pintura y escultura alemanas del siglo XIX, así como obras del Clasicismo, el Romanticismo, el Biedermeier, el Impresionismo y los primeros contemporáneos.

Museo Bode (Bode-Museum). Edificio de estilo del neobarroco que destaca por su cúpula reformada, tal y como la mandó construir Guillermo II. Se puede ver la Colección Numismática y el Museo de Arte Bizantino.

Museo Nuevo (Neues Museum). Edificio del siglo XIX que, después de diez años de reconstrucción acoge los contenidos procedentes del Museo Egipcio con el busto de la reina Nefertiti (3.000 a.C.) y los del Museo de la Prehistoria y la Protohistoria.

Museo judío (Jüdisches Museum)

Cerca del Check Point Charlie, interesante edificio concebido por el arquitecto Daniel Libeskind, para acoger una exposición permanente sobre la historia de los judíos en Alemania, desde la Edad Media hasta la época actual. Cerca de la Puerta de Brandenburgo el Monumento del Holocausto a base de cubos de hormigón, proyectado el 2005 por el arquitecto Peter Eisenman.

De compras

Berlín, además de ser la ciudad de la cultura lo es también de la moda, prueba de ello son sus galerías que lucen las mejores marcas en espacios arquitectónicos impactantes. En las galerías Lafayette en Friedrichstrasse, dos conos de cristal atraviesan las cinco plantas comerciales; sin salir al exterior, en la manzana contigua, el Quartier 206 es el escaparate de diseñadores internacionales; una nueva prolongación subterránea nos lleva hasta el Quartier 205, con precios y tiendas más modestas. También en Kurfürstendamm (Ku'damm) se encuentran atractivos centros de moda. En Breitscheidplatz, las galerías KaDeWe (las más grandes de Europa) ofrecen seis plantas donde hallará variedad y cantidad; además, la última planta es el olimpo del gourmet con una gran oferta de productos y especialidades gastronómicas de los cinco continentes. Si le gusta el chocolate, en Charlottenstrasse esquina la plaza Gendarmenmarkt, en Fassbender & Rausch encontrará los mejores bombones.

Galerías Arkaden en la Postdamer Platz
Galerías Arkaden en la Postdamer Platz

En la nueva Postdamer Platz se hallan las galerías Arkaden, con una gran variedad de tiendas y si le atraen los mercadillos, el más popular y extenso es el Kunstmarkt, en la Kunstmarkt Straße des 17. Juni que atraviesa el Tiergarten, donde el fin de semana hay una gran exposición de artículos bien diversos. Además puede aprovechar para subir a la Siegessäule, la torre de la Victoria de 67 metros de altura (272 peldaños), situada en el centro del Tiergarten.