SEAT Tarraco
Probamos el acabado Excellence 2.0 TDI 150 CV con cambio automático DSG y tracción 4Drive

SUV ideal para viajar, con enorme espacio interior y acabados premium

Es el SUV más grande de SEAT, cuando salió a la venta, ya explicamos en la presentación  los detalles del diseño, la oferta de motorizaciones y acabados y la idea de que culminaba la gama de SUV de la marca de Martorell. Ahora te presentamos las conclusiones de una prueba a fondo con el acabado Excellence, tracción 4 Drive, motor diésel de 150 CV y cambio automático DSG, con 5 plazas en este caso.

POR TONI VELÁZQUEZ, TEXTO Y FOTOS - MAYO 2019.

Para probar este coche, lo mejor es pedir a unos amigos que compartan con nosotros el espacio. De esta manera, sabremos: cómo se encuentran en las plazas traseras, la comodidad, su opinión sobre el climatizador posterior, etc, etc. Pero solo con ver el espacio de las plazas traseras, la verdad es que es para alucinar, porque ni las personas de más de 1,80 m tendrán problemas (luego lo vemos).

Antes echamos un vistazo por fuera, pero no vamos a encontrar grandes diferencias a simple vista respecto al resto de la gama, aunque llama la atención la parrilla frontal cromada y los pilotos traseros LED.

Donde sí que vamos a ver diferencias de verdad es en el interior, y luego vamos a comprobar la respuesta en marcha.

Espacio y más espacio

Ya se ve por fuera que es grande (mide 4.735 mm), pero por dentro lo parece todavía más, y en nuestro caso con el techo panorámico eléctrico (1.160 euros) el efecto es aún mayor. Las plazas traseras son enormes sobre todo para las piernas, y más en este caso con 5 plazas y no 7, y hay que destacar el tercer climatizador, que permite a los pasajeros de la segunda fila elegir la temperatura que desean.

El maletero es también amplio, con 760 litros, y debajo lleva una rueda de repuesto normal, lo que siempre es de agradecer. También hay que destacar que la apertura y cierre es eléctrico, que se agradece en todos los casos, y para todos los públicos.

El acceso al coche es muy sencillo, como SUV que es y de gran tamaño. La posición del conductor es más que correcta, el asiento, como el resto, es de tapicería Alcántara (si lo quieres de cuero tendrás que optar por el 'paquete invierno', que cuesta 1.270 €) y al confort añade la calidad del material.

Calidad del material que apreciamos también en general en todo lo que tenemos a mano. La pantalla central de la consola es de 8 pulgadas y el cuadro de instrumentos es Digital Cockpit de serie; el cuadro permite diferentes configuraciones solo apretando la tecla view.

El asiento del conductor es eléctrico con memoria, pero no viene de serie (cuesta 430 euros) por lo que hay que valorarlo, aunque es de indudable comodidad.

Conducimos por diferentes zonas

Arrancamos sin llave con el botón Start, que va de serie. Tenemos que recordar que vamos en un coche de más de 4,7 metros y 1.800 kilos, pero el motor diésel TDI de 150 CV, que acelera de 0 a 100 km/h en unos respetables 9,8 segundos y un par de 340 Nm, lo mueve muy bien en general, evidentemente en vías rápidas (autovías y autopistas) pero también en carreteras, incluso de curvas.

Del cambio automático DSG de 7 velocidades del Grupo Volkswagen no vamos a insistir en su eficiencia, y en la posibilidad de hacernos dueños de las revoluciones cambiando 'a mano' pero sin necesidad de utilizar el embrague, pero tenemos esa posibilidad y, si no, dejar que el cambio automático trabaje por nosotros, que es casi perfecto.

Ya es habitual en un coche de este estilo (y en muchos del grupo Volkswagen) que cuente con la posibilidad de elegir el selector de modos de conducción Drive Profile entre: Eco, Normal, Sport e Individual, pero en nuestro caso, que llevamos tracción total, también se añade off road y nieve. Es decir, que con este coche podemos 'aventurarnos' por lugares con poca adherencia fuera del asfalto, incluso, en según qué condiciones, sobre nieve. Y aunque no ha habido nieve en la ruta, sí que hemos hecho pinitos fuera del asfalto, por caminos 'autorizados' con algunos baches complicados, pero lo hemos afrontado sin problemas.

Retomando la opinión de nuestros amigos que van en los asientos traseros, además del gran espacio, no notan apenas el balanceo en las curvas, y menos lo notamos conduciendo.

Del cambio automático DSG de 7 velocidades del Grupo Volkswagen no vamos a insistir en su eficiencia, y en la posibilidad de hacernos dueños de las revoluciones cambiando 'a mano' pero sin necesidad de utilizar el embrague, pero tenemos esa posibilidad y, si no, dejar que el cambio automático trabaje por nosotros, que es casi perfecto.

Consumo y emisiones

Las emisiones de CO2 (las de NOx no es fácil conseguirlas) son de 146 gr/km, lo cual es una cifra contenida para un coche de estas características.

Por lo que se refiere al consumo, estamos en las cifras de siempre, las 'oficiales' y las reales. Las oficiales son de un consumo medio de 5,6 litros a los 100 km, pero es muy difícil de conseguir en un uso común. A nosotros nos ha dado por debajo de los 7, aunque, hay que decirlo, por autopista con la velocidad contenida, se puede bajar ese resultado.

Equipamiento de serie, muy serio

Ya hemos visto que el cambio DSG automático de 7 velocidades, el portón eléctrico y el arranque sin llave por ejemplo van en el precio base, además del sistema de selector de conducción, pero vale la pena repasar qué más nos ofrece de serie el Tarraco Xcellence.

Si hablamos de seguridad, incorpora faros Full LED (siempre importantes de noche y más en invierno), los faros antiniebla también LED con función cornering o el detector de fatiga. Para facilitar el aparcamiento, nos podemos ayudar con los sensores delanteros y traseros; la cámara de marcha atrás que va de serie tiene buena calidad de imagen, pero puede ser interesante la cámara 360º por 580 €.

También va de serie el control de crucero adaptativo (ACC), del que ya hemos hablado en varias ocasiones en MOTOR Y TURISMO, que es cómodo sobre todo en viajes largos por autopista, porque mantiene de manera automática (o tendría que decir autónoma) la distancia con el vehículo que nos precede y recupera la velocidad prefijada de nuevo sin que el conductor intervenga.

También de serie lleva el Control de tracción con autoblocante electrónico (XDS), pero si queremos el muy recomendable DCC o control de chasis adaptativo, cuesta 850 €.

Y también vale la pena que por solo 210 € te hagas con el paquete Traffic Jam Assist, con Asistente de emergencia que detecta cambios bruscos en la conducción y si es necesario frena el coche por completo, el Asistente manos libres para atascos y el Reconocimiento de señales de tráfico

OPINIÓN DEL COCHE

Con las características de este SUV que es 4x4, cambio automático, con modos de conducción incluido en condiciones como nieve o off road, con el equipamiento que ofrece y por este precio es una buena opción.

COCHE RECOMENDADO PARA

Los que necesitan mucho espacio, sea por el número de miembros de la familia o porque a menudo tiene que cargar con diferentes objetos (bicicletas, tablas de surf...) o bastante equipaje.

FICHA TÉCNICA

Motor: TDI diésel 1.968 cc

Aceleración 0-100 km/h: 9,8 segundos

Consumo medio oficial: 5,6 l/100 km

Emisiones de CO2: 146 gr/km

Normativa de emisiones: Euro 6

Potencia máxima: 150 CV (110 kW)

Par máximo: 340 Nm a 1.750-3.000 rpm

Cambio: automático DSG de 7 velocidades

Tracción: Total 4Drive

Maletero: 760 litros / 1.920 litros con una fila de asientos

Dimensiones (en mm): Largo, 4.735, ancho, 1.839; alto, 1.658; batalla, 2.790

Precio: desde 41.500 €