Lovaina                  
Ciudad universitaria, de patrimonio histórico y buena vida

Lovaina (Leuven), esplédido patrimonio a un paso de Bruselas

Lovaina es una ciudad de Flandes con cerca de 100.000 habitantes pero con una población estudiantil que le aporta 40.000 habitantes más. Su universidad, fundada en 1425, es de las más antiguas que existen en el mundo y se ha ganado una merecida fama.

A la universidad de Lovaina acuden estudiantes de todo el mundo y para impartir las numerosas especialidades se utilizan decenas de edificios repartidos por toda la ciudad. Acostumbran a ser edificaciones históricas que se identifican, aparte por los grupos de jóvenes pertrechados de libros en puertas y jardines, por una placa azul junto al dintel de la puerta de entrada. Esto convierte a Lovaina en un hervidero de gente joven que, evidentemente, por las noches prolonga otra forma de docencia por los alrededores de la Oude Markt o Plaza Vieja.

El centro de la ciudad es un enjambre de edificios antiguos muchos de ellos levantados de nuevo después de que más de un millar ardieran como consecuencia de la acción de los alemanes en la I Guerra Mundial. Una pequeña escultura en piedra en la fachada indica los que fueron reconstruidos con gran esfuerzo.

Detalle del ayuntamiento y catedral
Detalle del ayuntamiento y catedral

Imprescindibles

* Grote Markt (Plaza Mayor)

* Ayuntamiento

* Catedral

* Oude Markt (Plaza Vieja)

* Biblioteca de la universidad

* Beaterio

Grote Markt con el ayuntamiento al fondo
Grote Markt con el ayuntamiento al fondo

El centro histórico

La Grote Markt o Plaza Mayor es el centro del casco histórico y también de la monumentalidad de Lovaina. Aquí se levantan los dos edificios más importantes frente por frente: la catedral y el ayuntamiento. También es una plaza que bulle de actividad invadida habitualmente por centenares de bicicletas que milagrosamente consiguen sortearse sin más problemas. Las terrazas de los bares son el escaparate perfecto para tanta actividad; pobladas a todas horas, son el lugar preferido de lovanienses y turistas para ver pasar las horas del día.

Y hablando de horas, hay que esperar a las últimas horas de la tarde, cuando una acertada iluminación realza la plaza y sobretodo, los edificios del Ayuntamiento y la Catedral. Vale la pena esperar.

Frente al ayuntamiento y haciéndole competencia en cuanto a monumentalidad, la Catedral. Dedicada a san Pedro fue construida durante el siglo XV en estilo gótico.  

Su aspecto exterior no acaba de ser armonioso debido a que la torre principal no alcanzó la altura prevista inicialmente. Durante su restauración después de los daños sufridos durante la II Guerra Mundial, se encontró una cripta románica del siglo XI.

En el interior destaca un excepcional púlpito de madera trabajada que procede de otro templo y en el coro y el presbiterio -zona dedicada a museo-, podemos ver el mausoleo de Enrique I de Brabantia, la Última Cena de Dirk Bouts además de otras obras maestras de pintura y una cabeza de Cristo en madera de la época románica. Atención al muñeco articulado que da las horas situado en el exterior junto al reloj.

Catedral dedicada a san Pedro
Catedral dedicada a san Pedro

La plaza de las terrazas y la universidad

La Oude Markt se la conoce también como la "barra más larga de Europa" por la cantidad de bares uno al lado del otro. La plaza del mercado viejo está poblada de amplias terrazas donde según a que horas resulta difícil encontrar acomodo. Muy buen ambiente con algunas esculturas a pie de calle como De Kotmadam, mujer que alquilaba habitaciones a los estudiantes, figura que se hizo muy popular en la ciudad.

Hay que pasearse también por la Ladeuzenplein, la amplia plaza situada delante de la biblioteca de la universidad. En ella se celebran numerosos eventos y en medio se levanta el Totem, monumento concebido por Jan Fabre donde sobre un poste de 23 metros de altura que simboliza la memoria urbana hay un escarabajo gigante que encarna la naturaleza.

Una de los frontales de esta plaza lo ocupa la Biblioteca de la Universidad. La de Lovaina parece como el Ave Fénix que vuelve a renacer de sus cenizas. La biblioteca fue incendiada por los alemanes durante la I guerra Mundial. Cerca de 300.000 volúmenes, algunos del gótico y del Renacimiento se perdieron y el edificio tuvo que ser reconstruido con los llamados fondos de caridad aportados por los EEUU. Pero durante la II Guerra Mundial sufrió los mismos efectos y fue reconstruida por segunda vez. En la fachada se pueden ver numerosas inscripciones de los organismos americanos que participaron y en los cuatro relojes de la torre se contabilizan 48 estrellas que eran el número de estados de EEUU en el momento de la reconstrucción. La actual biblioteca se puede visitar y subir hasta la torre previa adquisición de los billetes en la oficina de turismo, para así disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad.

Otros lugares de interés

El Jardin Botánico es el más antiguo de Bélgica ya que, en su momento se trato de un espacio para que los estudiantes de la universidad pudieran experimentar con determinadas plantas. Esto sucedía a mitad del siglo XVIII. Actualmente el jardín abierto al público es un buen espacio para relajarse y pasear con estanques, glorietas y un invernadero tropical.

Aunque algo alejada del centro vale la pena el paseo para poder contemplar la Abadía del Parque (Abdij van Park), una gran obra que incluye lagos y senderos para pasear. Diversos recintos dejan entrever las distantes épocas constructivas del conjunto que fue lugar amurallado. Las primeras construcciones datan de 1131 cuando los norbertinos construyen una capilla románica. La estructura que podemos ver en la actualidad data del siglo XIII con muchos añadidos y ampliaciones de los siglos XVII y XVIII. Hay un museo de arte religioso con una imprenta para fabricar estampas. Junto a la puerta de San Juan, el antiguo molino impulsado por la fuerza del agua, ha sido reconvertido en un bar-restaurante con una agradable terraza.

Los norbertinos, aprovechando los desniveles del terreno diseñaron un sistema de lagos que les permitía utilizar el agua como fuente de energía. Actualmente, esta zona de agua y bosque que ocupa unas 12 ha de extensión, se ha convertido en un excelente lugar para practicar el footing, para el paseo y para que distintas clases de aves nidifiquen.

Reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, el Beaterio de Lovaina como la mayoría de los beaterios de Flandes, comprende un amplio conjunto de edificios entre los que fluye el Dijle que incluyen iglesia y enfermería. Las "beguinas" (beatas), mujeres que se habían retirado a una vida monástica, han sido substituidas por profesores de la universidad y estudiantes que ocupan los edificios rehabilitados. El lugar invita al paseo, el relax y el pic-nic.

Los interesados en el arte no deben perderse la visita al Museum Leuven (Museo de Lovaina). Un ambicioso proyecto del arquitecto belga Stéphane Beel que unió dos antiguos edificios con una construcción moderna, esconde magníficas colecciones desde la Edad Media hasta el siglo XIX con especial interés en las esculturas del gótico tardío y los pintores y escultores flamencos del siglo XIX. Interesantes vistas desde la terraza.

Erasmo y Fons Sapientae

Fons Sapientae
Fons Sapientae

Dos pequeños monumentos destacan entre los muchos de Lovaina: el dedicado a Erasmo y el bautizado como Fons Sapientae. En el primero Erasmo esboza una sonrisa irónica mientras que Fonske, el segundo, simboliza a los estudiantes de Lovaina. Fuente de sabiduría, un libro en la mano izquierda mientras con la derecha vierte un vaso de cerveza sobre su cabeza. Todo un compendio de ironía

Inscripciones en la Universidad de Lovaina
Inscripciones en la Universidad de Lovaina

GUÍA PRÁCTICA

Cómo llegar

Para llegar en avión hay que hacerlo hasta los aeropuertos de Charleroi y Zaventen que es el más cercano a Bruselas. Desde la capital de Bélgica y del mismo aeropuerto de Zaventen hay trenes hasta Lovaina que tardan entre 15 y 20 minutos, siendo este medio el mejor para desplazarse a esta ciudad. www.b-rail.be

Información turística

Oficina de Turismo. Naamsestraat, 3 (junto al ayuntamiento). Tel. +32 16 203 020. www.visitleuven.be

Moverse en Lovaina

El centro de Lovaina es accesible a pie con una buena indicación urbana de los monumentos mientras que para los lugares más alejados existe una buena red de autobuses cuyas líneas tienen parada en los alrededores de Grote Markt, aunque la estación central está al lado de la del tren. www.delijn.be

La tarjeta ILUVLeuven Ticket permite la visita de los principales monumentos.

DISFRUTA LOVAINA

Para las compras, la calle Dietsestraat paralela a la Bondgenotenlaan son las dos grandes arterias comerciales de la ciudad y van desde la Estación Central a la Grote Markt, mientras en la Mechelstraat cerca de Grote Markt hay tiendas de todo tipo, algunas de jóvenes creadores. Parijstraat agrupa las tiendas de regalos con propuestas artesanales.

En Lovaina como en la mayoría de ciudades flamencas, la gastronomía va ligada con la cerveza y muchas recetas incorporan este elixir durante su condimentación. Cerca de la Grote Markt, la calle Munstraat bien se podría llamar "la de los restaurantes" ya que hay uno junto a otro con todas la propuestas de cocina inimaginables.

Entre nuestros recomendados Bistro Lust (www.bistrolust.be) para los que deseen un establecimiento de ambiente íntimo con propuestas gastronómicas sumamente interesantes. Más informal y económico Burger Folie (www.burgerfolie.be) con una oferta de sabrosas hamburguesas preparadas de mil maneras.

El mundo de la cerveza

Para sumergirse en este mundo, The Capital (www.thecapital.be) en una esquina de la Grote Markt, presume de tener más de un millar de tipos de cerveza belgas, algunas de ellas a presión.

Antes en Lovaina había numerosas fábricas de cerveza pero actualmente Domus (www.domusleuven.be) es la única que se encuentra en el centro de la ciudad cerca de Grote Markt. Una conducción que proviene directamente de la fábrica que se encuentra al lado, provee directamente al establecimiento de cerveza a presión. El establecimiento funciona como restaurante con una decoración de época y una agradable terraza. De Blauwe Kater (www.blauwekater.be) es unagradable local para tomar buena cerveza acompañada de música en vivo, normalmente de jazz y blues, mientras que

De Metafoor (Parijstraat, 34) presenta un ambiente másrelajado con buena música y amplia selección de cervezas y posibilidad de tomar algún bocado.

DONDE DORMIR

Un par de recomendaciones que combinan edificios históricos con una oferta moderna y confortable.

Martin's Klooster****. www.martinshotels.com/nl/hotel/klooster-hotel

Aprovechando la estructura de un antiguo convento 103 habitaciones todas diferentes y sumamente confortables. La enorme cristalera permite disfrutar del verde césped mientras desayunamos. En medio del ambiente íntimo del bar podemos tomar un bocado además de una larga lista de combinados. Dispones de aparcamiento y del label medioambiental Clé Verte.

Begijnhof Hotel****. www.bchotel.be

Situado dentro del beaterio sus 69 habitaciones disfrutan de la paz del entorno con una amplia zona ajardinada. Restaurante con productos de mercado.