AUDI Q8
                                                                                                   El SUV Coupé total

Para los que piensan en un Q7 pero tienen ideas deportivas

La presencia impresiona al contemplarlo por primera vez con sus casi 5 metros, pero ponerse a los mandos del nuevo Q8 todavía impresiona más. Hablamos de un coupé todocamino dirigido a un público de alto poder adquisitivo que muestra de nuevo el potencial tecnológico de Audi. Por el momento se presenta con el motor diésel TDI de 286 CV (210 kW) y un equipamiento que no desmerece, aunque el comprador muy probablemente incorporará alguno de los paquetes opcionales que elevan un poco más todavía el nivel. Sale a la venta desde 85.000 €, aunque veremos más versiones en 2019.

POR TONI VELÁZQUEZ, FOTOS Y VÍDEOS AUDI ESPAÑA - SEPTIEMBRE/OCTUBRE 2018

La familia Q de Audi se completa (de momento) con el Q8, que es por dimensiones, plataforma y tecnología la versión coupé del Q7, aunque hay algunas diferencias en las medidas. El Q8 hace 4.986 mm de largo (por 5.052 el Q7), 1.995 mm de ancho (por 1.968) y 1.705 mm de alto (por 1.741 mm), es decir que es más ancho, más corto y más bajo que el Q7, aunque la batalla es la misma, 2.995 mm.

Donde si hay una diferencia sustancial es en el maletero, porque el volumen del Q8 es de 605 litros por los 890 del Q7.

Va dirigido a un público que piensa menos (probablemente) en familia numerosa (no tiene el Q8 posibilidad de 3ª fila de asientos) y más en un estilo deportivo. Vamos, que seguramente son más primos que hermanos a pesar de que comparten muchos componentes.

Por fuera

Al contemplar el diseño exterior por primera vez consolidamos la idea estética que ya esperamos de un Audi, lo cual no es fácil porque tenemos una gran expectativa. Pero metidos en detalles, hay que resaltar la gran parrilla frontal octogonal de los Q, un techo que baja progresivamente en la parte posterior, unas ruedas de gran tamaño (22 pulgadas) y unas llamativas luces LED diurnas.

En Audi nos recuerdan que muchos detalles llevan al diseño del mítico Audi quattro original, con los grupos ópticos traseros unidos por una tira de luz y con la sensación de potencia y dinamismo de la tracción a las cuatro ruedas.

Por dentro y maletero

El habitáculo es muy amplio, evidentemente en las plazas delanteras, con asientos deportivos, que pueden contar con funciones de masaje y ventilación, además de calefactor, pero en las traseras el espacio en general y para las piernas en particular es enorme, y además la banqueta se puede mover longitudinalmente hasta 10 cm y de los tres asientos, lo cual permite ganar espacio para el maletero, porque los pasajeros no van a notarlo; de todas maneras, la plaza central es más pequeña, aunque sigue siendo cómoda.

La capacidad del maletero es de 605 litros, por lo que se sitúa entre sus competidores directos (BMW X6, con 580 litros y Mercedes-Benz GLE Coupé, con 650 litros) y con los asientos traseros abatidos llega a 1.755 litros.

Pantallas grandes y conectividad

Una vez en el puesto de conducción nos encontramos con dos pantallas táctiles de 8,6 y 10,1 pulgadas que apenas tienen botones, lo que es ya una tendencia consolidada. El Audi Virtual Copckit nos da la oportunidad de ver la pantalla a la que estamos habituados o únicamente la navegación. La información proyectada en el parabrisas, que conocemos como Head-up Display (opcional), nos ayuda a no perder de vista la carretera.

De serie, el Q8 cuenta con el sistema MMI de Navegación plus (que controlamos desde la pantalla grande), de un uso semejante al de un smartphone y también dispone de punto Wi-Fi. En opción, se puede tener el Audi phone box, que mejora la calidad de voz y permite cargar el móvil sin cables. La navegación tiene función de autoaprendizaje y podemos planificar online nuestras rutas.

También se puede abrir y cerrar el coche, incluso poner en marcha el motor con el smartphone y obtener información sobre plazas de aparcamiento.

Conduciendo

La conducción del nuevo Audi Q8 es fácil, incluso divertida, a pesar de las dimensiones y peso del coche.

La suspensión viene de serie con regulación de dureza, pero es muy recomendable la suspensión neumática y adaptativa con control de amortiguación, porque, aunque cuesta 1.205 €, vamos a obtener un resultado óptimo. Por ejemplo, reduce la distancia al suelo en 15 mm respecto a los 220 mm totales con la suspensión de serie, pero el conductor puede variar la altura según considere oportuno hasta en 90 mm.

El coche gasta de media 6,6 litros a los 100 km según datos de la marca, aunque gracias a la tecnología Mild Hybrid puede ahorrar hasta 0,7 litros a los 100. También hay que destacar que el Q8 puede rodar en modo de marcha por inercia (a partir de 55 km/h), que desactiva el motor durante 40 segundos como máximo cuando levantamos el pie del acelerador.

Motor, dirección y perfiles de conducción

El propulsor con el que Audi lanza el Q8 en Europa es el 3.0 TDI de 286 CV (210 kW). Es un motor diésel potente con 600 Nm de par que consigue alcanzar de 0 a 100 km/h en solo 6,3 segundos, potencia pura... El Q8 cuenta de serie con control selectivo del par en cada rueda, que se activa con intervenciones del sistema de frenos. El sistema de tracción total transfiere la potencia al eje delantero y al trasero en proporción de 60:40, pero si una rueda pierde tracción el par aumenta en el eje con mayor capacidad tractora, y puede ofrecer hasta el 70% a las ruedas delanteras o hasta un 85% en las traseras

Veremos (no hay fecha todavía) nuevos motores diésel TDI y gasolina TFSI, pero lo que probablemente no cambiará es la asociación con el magnífico cambio automático triptronic de 8 velocidades del grupo Volkswagen.

El conductor puede elegir entre 7 perfiles diferentes de conducción: comfort, auto, dynamic, individual, efficiency, allroad y offroad, aunque este último, indicado para conducción todoterreno, sólo está disponible si se combina con la suspensión adaptativa.

En offroad, con la tracción Quattro, la altura al suelo de 25,4 centímetros y el control de descenso, el Q8 se puede meter sin problemas por zonas fuera del asfalto, incluso con cierta dificultad.

Paquetes opcionales de seguridad y confort

Los sistemas de asistencia a la conducción están agrupados en paquetes optativos. Pueden incorporar entre otros el asistente de conducción en atascos, asistente de emergencia, Audi pre sense front (asistente de frenada avanzado y protección preventiva de pasajeros en caso de colisión con vehículo precedente), aviso de abandono de carril, control de crucero adaptativo con función Stop & go o reconocimiento de señales de tráfico. Gracias a los sensores, dispone de escáner láser, radar de largo alcance, cuatro radares de medio alcance, cámara frontal, cámaras de visión 360º, cámara de visión nocturna y doce sensores ultrasónicos. Los datos que ofrecen los sensores se recogen en un controlador central.

En otros paquetes el comprador puede elegir por ejemplo faros Matrix LED y adaptativos, acceso sin llave con la llave de confort con apertura de portón trasero por control gestual o el Audi Phone Box al que hacíamos referencia en conectividad.