CONDUCCIÓN                                                                      EN VERANO
                                                                       La atención no tiene que bajar

No te pierdas estos consejos de conducción en verano

El verano es una época en que nos desinhibimos más que en cualquier otra estación del año. Pero la conducción no admite despistes, porque la seguridad vial no entiende de relajación. Si además sabemos que aumentan mucho los desplazamientos en esta época y que en muchos casos son trayectos cortos, que a menudo son los más peligrosos, la atención tiene que estar a tope.

Cómo afecta el verano en la conducción

Cuando aumenta la temperatura ambiental, el cansancio, la somnolencia y el estrés se agravan. El conjunto de esas circunstancias puede provocarte una sensación semejante a tomar unas copas; la consecuencia puede ser que cometas errores, que no leas bien o te pasen desapercibidas algunas señales.

Además, como que te sentirás incómodo, te moverás, lo cual es muy malo en la conducción.

Cuando pares, es conveniente que bebas algo fresco, que no sea alcohólico evidentemente.

¿Qué ropa y calzado es recomendable?

En verano todos queremos ir cómodos, pero para ponernos al volante debes tener en cuenta que el calzado y la ropa que utilices son muy importantes:

- Si llevas chanclas, antes de entrar en el coche te las debes cambiar, no son recomendables en absoluto para conducir.

- Puedes utilizar sandalias o cualquier zapato fresco, pero deben poderse fijar por detrás.

- La suela también es importante, no puede resbalar sobre los pedales.

- Y no puedes conducir descalzo, es muy peligroso y además puedes recibir una multa.

Por lo que se refiere a la ropa:

- Las prendas que lleves no deben ser ajustadas, sino holgadas y frescas

- No debes conducir sin ropa en la parte superior del cuerpo; te rozará el cinturón de seguridad y el propio asiento, lo que puede hacer daño o incluso alguna quemadura.

Conseguir la temperatura adecuada

Muchos coches llevan ya climatizador, y la gran mayoría aire acondicionado. Con el climatizador, solo tienes que elegir la temperatura de confort que desees, pero te aconsejamos que sea entre 21 y 22º.

El climatizador es un gran aliado para mantener la temperatura ideal
El climatizador es un gran aliado para mantener la temperatura ideal

El aire acondicionado se tiene que utilizar con sentido común, pero en ningún caso tiene que ir directamente al rostro, porque puede provocar dolor de cabeza y malestar.

No es una perogrullada decirte que el coche en verano mejor a la sombra, y si no puedes (como ocurre muchas veces) tienes que poner un parasol. La temperatura que alcanza el interior del coche es unos 15º superior a la de fuera; es decir, que si fuera hay 32º, en el interior estarás a 47º.

Nada más abrir el coche, antes de iniciar la marcha, tienes que poner el aire acondicionado y abrir las ventanas para conseguir bajar la temperatura

Descapotables

Caso aparte son los descapotables. Los fabrican cada vez más sofisticados, pero como que el sol cae directamente, es peligroso porque puede provocar un golpe de calor. Con altas temperaturas mejor poner la capota o no salir a la carretera. Cuando baje un poco la temperatura, de todas maneras debes estar cubierto con una gorra o un sombrero y untarte protección solar para evitar quemaduras.