CUPRA ATECA
                                                                               Nivel premium por menos de 45.000 €

300 CV de adrenalina y equipamiento premium para un SUV que se comporta como un auténtico deportivo

Hace pocos meses, en julio, anunciábamos el nacimiento de una nueva marca, CUPRA , dentro del Grupo Volkswagen pero bajo el paraguas de SEAT, de la que había nacido. Pero como explicábamos entonces, la casa madre se le había quedado pequeña y se convirtió en marca independiente. Ya está aquí su primer modelo, el Ateca. Todavía nos parece un SEAT Ateca, aunque vamos a ver que las diferencias son más de las que parecen a primera vista, y cuando te pones al volante todo es distinto.

Llega con todo lo que se esperaba: potencia, equipamiento premium y, sobre todo, sensaciones de conducción que si no fuera porque vamos más elevados sobre el asfalto podríamos creer que es un deportivo. Pero es que, además, no pierde sus características de todocamino.

¿Cómo lo distinguimos por fuera?

Desde lejos ya hemos dicho que parece un SEAT Ateca, lo cual es fácil de entender todavía, porque además las dimensiones son las mismas (4,36 metros de largo, 1,84 de ancho, 1,61 de alto y una batalla de 2,63 metros), pero conforme nos acercamos vamos apreciando una personalidad diferenciada, empezando por el logo CUPRA. Luego, ya nos vamos fijando en los detalles, como en el frontal con paragolpes diferenciado y una parrilla con efecto nido de abeja (que vamos viendo en marcas premium). También observamos los faros Full LED y los diferentes detalles de color negro brillante que aparecen en los raíles del techo, los retrovisores, los marcos de las ventanas, las molduras laterales, la parrilla frontal y el 'spliter' delantero (la pieza aerodinámica debajo del parachoques).

Bien, vamos apreciando las diferencias respecto a su hermano de SEAT, pero aún nos falta repasar otros aspectos. Por ejemplo, en la zaga vemos el difusor y los spoilers, pero destacan bastante los 4 tubos de escape (2 a cada lado), las llantas de aleación de 19 pulgadas "con efecto diamante" y las pinzas de freno en color negro.

¿Qué encontramos en el interior?

Para empezar, percibimos calidad de materiales; las estriberas son de aluminio y está impresa la palabra 'CUPRA' iluminada y los paneles de las puertas están tapizados en Alcantara®, con iluminación ambiental. Los asientos de serie también son Alcantara®, pero tenemos en opción asientos deportivos tipo Bucket (los de competición) calefactados y de regulación eléctrico, para lo que tendremos que invertir algo más de 1.600 euros.
Asientos de serie
Asientos de serie
Asientos tipo Bucket
Asientos tipo Bucket

Nos fijamos en el volante, que como es de esperar es deportivo, y también el tipo de palanca de cambio, ambos con costuras tipo cobre, que es el color de la marca, y los pedales son de aluminio.

En la consola central vemos la otra gran pantalla, ésta táctil de 8 pulgadas, en la que encontramos todas las funciones.

Ya en el puesto de conducción destaca tras el volante el cuadro digital 'Copckipt', que tiene 26 cm (10,25 pulgadas). Podemos elegir, con solo apretar la tecla View en el volante, tres tipos de vista: semejantes a la analógica con los dos relojes, la del navegador que llena toda la pantalla con los dos relojes en pequeño y la de un gran cuentarrevoluciones con la velocidad en el centro.

El maletero tiene una capacidad de 485 litros con las dos filas de asientos, y tenemos la posibilidad en opción de doble suelo por 145 euros. En todos los casos el portón es de apertura con manos libres.

Conectividad

Si hablamos de conectividad, de serie lleva el sistema Full Link, cámara de 360º y navegación Navi System Plus, además de asistente de aparcamiento automático.

En el CUPRA Ateca podemos elegir entre seis modos distintos de conducción: Confort, Sport, Individual, Nieve, Offroad y CUPRA, este último el más deportivo.

Chasis deportivo y tracción 4Drive

Ahora llega el momento de ponernos en marcha, que apetece mucho, pero antes vamos a repasar lo más destacado de todos los sistemas que nos van a ayudar a una conducción más deportiva y segura.

El CUPRA Ateca integra suspensión adaptativa con Control dinámico de chasis que se adapta a los diferentes tipos de terreno. En marcha vamos a comprobar esta suspensión, que cuenta con ajuste de firmeza del amortiguador y control individual automático de cada uno. Y, la verdad, es uno de los elementos más destacables del coche, por la comodidad de marcha que disminuye los balanceos y por la seguridad que percibimos circulando por carretera de curvas o fuera del asfalto.

También ayuda a un comportamiento de marcha excelente el sistema de tracción integrada 4Drive, que, como explican en CUPRA va analizando el estado de la carretera, la velocidad del vehículo y de cada rueda, la posición del volante y el estilo o modo de conducción, para transmitir la potencia de forma rápida y progresiva a las ruedas que lo necesiten en cada momento.

Para redondear la seguridad en la conducción, este Ateca incorpora de serie la Dirección Progresiva, que cuenta con la actuación de la servodirección, que permite maniobrar más fácilmente y realiza giros precisos, con lo que conseguimos un mayor control sobre el vehículo.

Sin olvidar los frenos, que cuentan con discos grandes ventilados, de 340 mm delante y 310 mm detrás; pero si queremos el sistema especial Brembo, deberemos abonar 2.400 €.

300 CV de potencia y cambio DSG

Todo lo que describimos a la hora de conducir, de poco serviría con un motor que no esté a la altura. Pero el primer CUPRA llega con un motor gasolina TSI de 300 CV de potencia de 1.984 cc con cuatro cilindros que responde tanto como podríamos esperar.

Los 300 CV los alcanza entre 5.300 y 6.500 rpm y consigue un par máximo de 400 Nm.

Gracias a esta potencia y a que el coche solo pesa 1.615 kg, consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos, una cifra muy respetable para un SUV, pero es que como decíamos, al conducir este Ateca nos olvidamos de que vamos en una carrocería todocamino, excepto cuando nos adentramos en territorio fuera del asfalto.

Las emisiones de CO2 son bastante ajustadas para un coche de estas características, de 168 gr/km. En cuanto al consumo medio, el oficial es de 7,4 litros a los 100 km, pero para conseguirlo tendremos que ir con el pie del acelerador muy controlado.

El CUPRA Ateca está disponible únicamente con cambio automático DSG de 7 velocidades, un cambio que ya hemos dicho otras veces que es muy eficiente.

Equipamiento de serie

Por un precio base de menos de 45.000 €, el equipamiento de serie del CUPRA Ateca está muy bien. Podemos destacar en el apartado de Deportividad el Control Dinámico de Chasis con amortiguadores adaptativos, Selector de modos de conducción o la Tracción total 4Drive

En cuanto al equipamiento de seguridad, cuenta, entre otros, con Asistente de frenada de emergencia automática con detector de peatones, Asistente de atascos y de cambio involuntario de carril, Detector de fatiga y sistema de frenado automático 'postcolisión', además de ESP + XDS + ABS + ASR e inmovilizador electrónico, y para zonas complicadas fuera del asfalto el Control de descenso.

Por lo que se refiere a Tecnología, además del cuadro de mandos digital y la pantalla central táctil de 8 pulgadas, dispone de Navegación Plus con actualización cartográfica; cargador inalámbrico del móvil y el Asistente de aparcamiento automático.

También es extenso el equipamiento en Confort y Diseño exterior e interior.

Sorprendente función 'Launch Control', la probamos en tramo cerrado

¿Qué es el 'Launch Control'? Pues lo podríamos definir como una inyección de adrenalina para el coche y para el conductor al iniciar la marcha. La sensación que provoca es la de pegarnos al asiento al arrancar, como si estuviéramos en un verdadero coche de competición porque mejora (mucho) la tracción en aceleración desde parado. Para conseguirlo, solo hay que entrar en el menú para prepararlo, poner el cambio en modo S y, después, aguantar con el freno, acelerar a tope y luego soltar el freno; la electrónica hace el resto. Pero, además, el efecto se completa con el potente sonido de las cuatro salidas de escape.

Así lo comprobamos en un tramo de carretera cerrado especialmente para la prueba, en el que pudimos percibir también lo que da este coche en zona de curvas. Una pasada....