Sierra de Albarracín y Maestrazgo
Parajes naturales, pueblos amurallados y gastronomía peculiar

Esta ruta por la Sierra de Albarracín y el Maestrazgo, nos permitirá descubrir poblaciones con carácter y espacios naturales de gran belleza, junto con monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad.

Albarracín, una joya amurallada

Asentada en un meandro del río Guadalaviar, la diferencia de nivel entre la parte baja de Albarracín y la muralla que circunda la población por arriba, hace presagiar unas calles con fuerte pendiente. La plaza Mayor, presidida por el ayuntamiento del siglo XVI, es uno de los pocos espacios grandilocuentes; por toda la localidad hay multitud de rincones y plazoletas, donde conviven casas modestas junto a suntuosos palacios de enrejadas ventanas. El monumento más importante probablemente sea la catedral del siglo XVI. De una sola nave con capillas de estilo renacentista entre los contrafuertes, en su interior destaca el monumental retablo del altar mayor.

Parque Cultural de Albarracín

La comarca de la Sierra de Albarracín es uno de los núcleos de arte rupestre más importantes de España. En 1998 fueron declaradas Patrimonio Mundial dentro del epígrafe "Pinturas Rupestres del Arco Mediterráneo".

Desde Albarracín, después de cruzar el río Guadalaviar, parte una carretera que en cuatro kilómetros nos sitúa sobre la pista del Abrigo de la Fuente del Cabrerizo, donde vale la pena acercarse al mirador del barranco para contemplar el panorama.

Un kilómetro más adelante hemos llegado al área recreativa del Navazo, con diversos itinerarios señalizados que nos llevarán hasta la docena de abrigos donde se encuentra representaciones de arte rupestre realizadas entre el 6.000 y el 2.500 a.C. La del abrigo de los Toros del Prado del Navazo es la más impresionante. Detrás de una reja de protección, se pueden distinguir figuras humanas y diversos bóvidos, además de signos.

Pinares de Rodeno
Pinares de Rodeno
Abrigo de los Toros del Prado del Navazo
Abrigo de los Toros del Prado del Navazo

Gea de Albarracín, a la vera del Guadalaviar

La A-1512 nos llevará en 14 km hasta Gea de Albarracín, población que se levanta junto al río Guadalaviar. El caserío se estructura en torno a la calle Mayor y la influencia islámica puede percibirse en la configuración de algunas de sus calles donde se conservan excelentes ejemplos de arquitectura popular. A lo largo del término municipal discurre un antiguo acueducto romano del siglo I, la mayor parte del cual fue excavado en la roca. Desde Gea de Albarracín en 24 km estaremos en Teruel, por la carretera A-1512 combinada con la autovía A-23.

Teruel, la capital del mudéjar

La romántica ciudad de los Amantes es Patrimonio de la Humanidad por su excelente arquitectura mudéjar, símbolo de un pasado que ha sobrevivido al paso del tiempo y principal escaparate turístico de la ciudad. La plaza del Torico es el centro neurálgico y el pequeño "torico" que corona la fuente se ha convertido en el símbolo de la población. A nivel monumental destaca la catedral, catalogada como Monumento Nacional, así como las iglesias de San Pedro, San Martín y del Salvador, todas ellas con torres de estilo mudéjar. Pero Teruel tiene en Isabel de Segura y Diego de Marcilla la historia romántica más famosa que se muestra en un moderno edificio junto a la iglesia de San Pedro. Un precioso mausoleo de mármol, obra de Juan de Avalos, escenifica la historia de los Amantes.

El arte mudéjar está declarado Patrimonio de la Humanidad
El arte mudéjar está declarado Patrimonio de la Humanidad
Plaza del Torico
Plaza del Torico
Mausoleo de los Amantes de Teruel
Mausoleo de los Amantes de Teruel

Maestrazgo, tierra de órdenes militares

Desde Teruel nos dirigimos hacia Mora de Rubielos. Penetramos ahora en el Maestrazgo, territorio agreste cuyo nombre proviene de los antiguos "maestres" de las órdenes militares que durante el medievo dominaron esta zona. El imponente castillo sobresale por encima del caserío de Mora de Rubielos. Se trata de una fortaleza del siglo XIV pieza fundamental en la historia del territorio. Enfrente, la ex colegiata de Santa María es un templo de factura gótica (s. XIV) con una gran nave interior y espectacular portada decorada con pequeñas esculturas. Por la carretera A-232 en 13 km llegaremos a Rubielos de Mora, población que recibió el premio Europa Nostra por la restauración de su conjunto monumental. Cruzar el Portal de San Antonio es penetrar en un cuidado casco antiguo cuya pieza fundamental es la antigua colegiata de Santa María la Mayor (s. XVII) que luce una esbelta torre de cuatro cuerpos.

Castillo de Mora de Rubielos
Castillo de Mora de Rubielos

Por la A-1701 en 24 km llegaremos a Linares de Mora. Situado en el valle del río Linaresy rodeado de montañas, merece la pena recorrer el conjunto urbano amurallado para descubrir bonitos rincones. Por la misma carretera, antes de superar el puerto de Linares de 1.665 m de altitud, debemos detenernos en el mirador de las Constelaciones para obtener la mejor foto del entorno.

Nuestra próxima etapa será Mosqueruela, población ubicada en la Sierra de Gúdar que presenta uno de los mejores ejemplos de trazado medieval amurallado que se conserva en las serranías turolenses.

Linares de Mora desde el Mirador de las Constelaciones
Linares de Mora desde el Mirador de las Constelaciones
Cantavieja
Cantavieja

Tres joyas para el final de la ruta

A Iglesuela del Cid llegaremos después de 23 km y haber discurrido durante un tramo de carretera por la provincia de Castellón. En el interior del casco antiguo declarado conjunto histórico-artístico, la pequeña plaza Mayor aglutina la monumental iglesia de la Purificación, el ayuntamiento de estilo gótico, cuya planta baja tiene una lonja de tres arcos, la torre del homenaje del antiguo castillo templario y el Palacio Matutano-Daudén del siglo XVIII que ha sido transformado en una formidable hospedería de la red del gobierno de Aragón.

La A-227 nos llevará en 11 km hasta Cantavieja después de superar el puerto de Cantavieja de 1.420 metros. La población, de cuidado casco antiguo, se asoma al borde de un promontorio rocoso donde aún se pueden ver los restos de las murallas que la rodeaban. En 13 km llegaremos a Mirambel que en 1981 recibió el premio "Europa Nostra" por la conservación y restauración del conjunto urbano. Rodeado aún por las murallas con sus puertas de entrada, pasear por sus calles plagadas de casas señoriales y palacetes con sus heráldicas, es retroceder al pasado. 

Celosia del antiguo convento de Mirambel
Celosia del antiguo convento de Mirambel
Torre de la puerta de entrada de Mirambel
Torre de la puerta de entrada de Mirambel
El antiguo horno de pan convertido en tienda de productos locales
El antiguo horno de pan convertido en tienda de productos locales

                                                              GUÍA PRÁCTICA

Como llegar

Por Teruel pasa la autovía A-23 que comunica la costa mediterránea con Zaragoza. Desde allí, por la A-1512 nos situaremos en Albarracín, inicio de nuestra ruta. Desde Morella, final del itinerario, la N-232 nos devolverá al Mediterráneo en la población de Vinaroz. El presente itinerario tiene una longitud de unos 200 km.

Fiestas

Poblaciones de carácter festivo, la suelta de vaquillas está presente en muchas de las celebraciones del Maestrazgo, a la que se une el folclore tradicional con la jota en sus distintas modalidades. Normalmente tienen lugar durante la festividad del patrón de la localidad y también durante época veraniega.

Gastronomía

El jamón de Teruel cuenta con D.O. propia. También tiene mucha fama el queso de Tronchón, localidad próxima a Cantavieja, así como los guisos de cordero y las carnes de caza aderezadas con trufa de Sarrión, localidad que se ha convertido en "la capital española de la trufa negra".

Recomendación

Rutas para descubrir Aragón. Los mejores itinerarios en coche. Por Jordi Bastart. Sua Edizioak

Más información

Turismo de Aragón www.turismodearagon.com

Albarracín www.albarracin.es

Teruel www.turismo.teruel.es www.teruelmudejar.com

Amantes de Teruel www.amantesdeteruel.es

Mora de Rubielos www.moraderubielos.com

Mirambel www.mirambel.es

Texto y fotos: Jordi Bastart