SANGYONG XLV
                                                                Familiar a tener en cuenta

Ssangyong XLV, el monovolumen para 5 pasajeros + 5 maletas y 5 años de garantía

El Ssangyong Rodius, del que a principios de 2015 vimos aparecer una nueva generación mejorada, es uno de los grandes monovolúmenes del mercado. Se trata de un vehículo en el que pueden viajar cómodamente hasta 7 personas y su equipaje. Pero claro, hay muchas familias que también necesitan espacio pero solo 5 plazas; para ellos nace su "hermano pequeño", el XLV, con lo mejor de la marca coreana. 

Aunque su denominación parece en un primer momento un número romano, en realidad procede de las siglas "eXciting Lifestyle Vehicle", lo que quiere decir "Vehículo para un estilo de vida excitante", toda una declaración de principios de Ssangyong.

Pero se trata de todas maneras de un coche eminentemente familiar, de un monovolumen compacto de 4,44 metros con mucho espacio interior y buen maletero, que se desplaza bien por zonas urbanas y que es un buen viajero.

Es un coche completo, moderno, bien equipado, que comparte la nueva plataforma estrenada hace unos meses por el Tívoli, un coche en parte semejante al XLV pero de menor medida. Y también comparte, pero con toda la marca, la garantía de 5 años o 100.000 kilómetros, eso da tranquilidad y ayuda a la economía familiar. 

Comodidad para 5 pasajeros

El Ssangyong XLV tiene un buen espacio interior, y a diferencia de otros coches de su categoría, es un verdadero 5 plazas. Los que van delante no tienen que preocuparse por adelantar su asiento para que los de detrás vayan bien, porque hay sitio para todos y las plazas son amplias, buenas para cualquier trayecto, incluido un viaje largo.

Uno de los secretos de la comodidad en la parte trasera es que los asientos se inclinan hasta los 32,5º.

De todas maneras, los de delante tienen ventajas, porque pueden tener según acabado climatizador dual y asientos y volante calefactados, aunque todo el habitáculo goza de un buen confort general.

Maletero de 720 litros sin abatir los asientos

En la presentación a la prensa los responsables de Ssangyong insistieron mucho en las posibilidades de carga, y mostraron diferentes combinaciones para llevar las maletas. La distancia entre ruedas, unos pasos de rueda cortos y la forma final del vehículo permiten conseguir un gran espacio para la carga, porque caben sin problemas 5 maletas de mediano tamaño, incluso como vemos en la imagen hasta 6. Y además sin quitar ni un milímetro de visibilidad al conductor.

La capacidad básica es de 574 litros, pero puede llegar hasta los 720 sin abatir los asientos. Esto se debe a que en opción se puede elegir un "divisor" de carga en el que en la parte inferior aparece un espacio de 146 litros.

Por si fuera poco, la boca de carga facilita el acceso de los objetos.

Equipamiento

Desde el acabado básico (Line), el Ssangyong XLV incorpora dirección asistida Flex Steer, con 3 niveles de dureza, control de crucero, ordenador de abordo con indicador de ángulo de giro de ruedas y volante multifunción, además de 7 airbags.

Pero si quieres un equipamiento de mayor nivel, como la pantalla multimedia de 8 pulgadas tendrás que elegir la versión Premium (el navegador vale 500 €) o la superior (Limited).

Motores y cambios de marcha

En Ssangyong les gusta el 1.6 litros. Los dos motores con los que cuenta la gama son de esta cilindrada, pero son muy diferentes, primero porque uno es de gasolina y el otro diésel. El primero, atmosférico, da 128 CV, y el segundo, turbodiésel, menos, 115 CV, pero está dotado de mejor par motor.

El gasolina, que no puede ser más que manual de 6 velocidades,tiene un consumo homologado de 6,8 litros a los 100 km y un par máximo de 160 Nm a 4.600 rpm. Las emisiones son de 159 gr/km.

Por lo que se refiere al diésel, mejora notablemente el par motor respecto al gasolina: 300 Nm desde 1.500 rpm. El consumo es de 4,5 l/100 si es el diésel manual y casi 1 litro más a los 100 si es el automático, por lo que mejor que te lo pienses entre comodidad con el cambio y consumo, y ten en cuenta que el automático vale 2.000 euros más.

Conduciendo el XLV

En una primera toma de contacto con el coche, lo primero que notas es que el puesto de conducción es elevado, como si fuera un SUV. Pero la sensación de conducción es la de un monovolumen pequeño, que de hecho es lo que es, mucho más cercano al confort que a la aventura.

El par del diésel (la unidad que probamos) se nota, y desde bajas revoluciones responde al acelerador, sin estridencias pero con eficacia para un coche de estas características. En carretera y ciudad es cómodo, como tiene que ser, pero en curvas es muy agradable y seguro.

Precios

De salida, el Ssangyong XLV tiene un precio con descuento de la marca de 16.650 € en la versión Line Manual. La lista llega hasta los 24.000 € (también con descuentos de la marca, que habrá que mirar hasta cuándo serán) del acabado Limited con cambio automático.

Son unos precios realmente interesantes para el producto que ofrece esta marca coreana, que sigue consolidándose con gran esfuerzo y a base de mejorar cada año sus propuestas en el difícil mercado europeo, y concretamente en el español, donde espera mejorar en un 33% las ventas en 2016, que en 2015 fueron de 3.423 unidades. Las últimas cifras ofrecidas por la marca es que pueden llegar a más de 4.500 coches vendidos, con lo que se cumplirán las previsiones.

Versátil en todos los sentidos

Tal como explicamos en el texto central, el Ssangyong XLV es un monovolumen de tamaño medio, que se sitúa entre el Tívoli y el Rodius, el "gigante" de la marca. Según como lo miras puede parecer un SUV de los que tanto vemos hoy en día, pero no podemos situarlo en este segmento, y además no ofrece la opción de tracción 4x4. Pero sus datos por lo que se refiere a los ángulos del vehículo respecto al suelo no están nada mal para un coche de estas características: 20º de ataque, 20,8 de salida y ángulo ventral de 17 grados.

El XLV es por tanto una alternativa de coche para familias que no quieren (o no pueden) gastarse demasiado dinero en un coche pero que necesitan espacio, comodidad y seguridad en todo tipo de trayectos.