Cerdanya
Un valle espectacular en el Pirineo catalán

La Cerdanya, postal pirenaica

Esta comarca pirenaica a caballo entre las provincias de Girona y Lleida, se extiende entre dos formaciones montañosas: la cordillera de los Pirineos al norte y la sierra del Cadí-Moixeró al sur. Su situación cercana a numerosas pistas de esquí, la buena gastronomía y la posibilidad de practicar actividades de turismo activo, han hecho que la Cerdanya se convierta en un destino turístico de primer orden. Esta circunstancia ha contribuido al crecimiento urbanístico de muchos pueblos de la zona. De todas maneras, el hecho de mantener rigurosos criterios arquitectónicos, ha ayudado a crear una uniformidad en lo que a las viviendas se refiere.

El senderismo es una de las actividades a practicar  una vez retiradas las nieves invernales, hasta bien entrado el otoño. Hay numerosas rutas señalizadas tanto para ir a pie como en BTT.

Imprescindibles

- Ruta del románico, con la catedral de la Seu d'Urgell como monumento destacado

- Puigcerdà, casco urbano y lago

- Bellver de Cerdanya y Santa Mª de Talló

- Excursiones a la Vall de la Llosa y lagos de la Pera y de Malniu

- Gastronomía particular de montaña

- Esquí alpino y nórdico en invierno

- Rafting en el Parque Olímpico del Segre

LA RUTA DE LA CERDANYA CON EL SEAT ATECA TDI 150 CV 4x4 

Entre las versiones del Ateca, ésta de motor diésel 150 CV, 4x4 y acabado Xcellence es probablemente la más equilibrada. Tiene suficiente potencia, se desenvuelve bien en cualquier terreno y cuenta con un buen equipamiento. Una zona ideal para probarlo a fondo es la comarca de la Cerdanya, con carreteras nacionales, comarcales, locales y zonas fuera del asfalto ( ir a la prueba ).

La capital de la comarca

Puigcerdà es la capital de la comarca y principal centro comercial. El Segre discurre entre montañas y da forma a un amplio valle a mil metros de altitud. Pueblecitos como Bellver de Cerdanya, Talló, Martinet, Guils de Cerdanya, Prullans, Alp y Llívia merecen una visita, ya sea para contemplar su patrimonio arquitectónico o para pasear por los tradicionales mercados. La cocina ceretana también es especial en estas tierras de alta montaña, con platos donde los productos de la huerta acompañan a las carnes, tanto de caza como de corral.

Nuestro recorrido puede empezar por Puigcerdà. Además de capital de la Cerdanya ejerce de espectacular mirador de esta comarca y más si nos atrevemos a subir los 168 escalones de la torre de la antigua iglesia de Santa María que ejerce de espectacular mirador.

Esta torre se encuentra en el centro de Puigcerdà, en la plaza de Santa María y es el único resto que queda de la iglesia parroquial de estilo gótico que fue destruida en 1936. A partir de esta plaza se desarrolla el casco antiguo de Puigcerdà que se ha transformado en un centro comercial con bares, restaurantes y tiendas de todo tipo, sobretodo dedicadas a deportes de montaña y nieve, no en vano, cerca de Puigcerdà hay más de media docena de estaciones de esquí. Además, también podemos visitar la iglesia de Santo Domingo de estilo gótico, modificada posteriormente a causa de los terremotos que sufrió en 1428; el Museo Cerdà ubicado en el antiguo convento de las Carmelitas; y el Centro de Acogida Turística (CAT) que explica las consecuencias del Tratado de los Pirineos.

El lago de Puigcerdà y el parque que lo rodea bautizado con el nombre de German Schierbeck -que fue cónsul de Dinamarca en Barcelona en la segunda mitad del siglo XIX- es uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad y el lugar para pasear bajo la sombra de magníficos ejemplares de árboles. En pleno invierno, el lago la mayoría de años suele helarse parcialmente. A unos 4 km de Puigecerdà se encuentra Llívia, una población situada en territorio francés donde, por interpretaciones del Tratado de los Pirineos, cuando en 1659 Cataluña perdió la Cerdaña norte, el Rosellón y otras comarcas pirenaicas, siguió perteneciendo al Principado. En Llívia podemos visitar el casco antiguo y la farmacia de la que dicen es una de las más antiguas de Europa. Otra población a la que vale la pena acercarse es a Guils de Cerdanya, por las vistas de Puigcerdà y por la magnifica iglesia románica dedicada a san Esteban.

Bellver de Cerdanya
Bellver de Cerdanya

El pueblo más bonito

Después de visitar estas poblaciones nos dirigiremos por la N-260 a Bellver de Cerdanya, uno de los pueblos más bonitos del valle. Situado encima de un cerro, en lo alto sobresale el casco antiguo; es la imagen que todo el mundo se lleva en su cámara fotográfica. En el centro de la población, encontraremos una plaza porticada a la que asoman fachadas de piedra y la iglesia parroquial de trazas góticas.

El pueblo es un hervidero de tiendas, fondas y restaurantes. En alguno es recomendable probar la cocina tradicional de montaña que tiene en el trinxat y el tiró amb naps (pato guisado con nabos negros) unos de sus platos más representativos.

Si queremos disfrutar de una monumental iglesia románica no tenemos más que acercarnos a Santa María de Talló. Situada a muy pocos quilómetros, se trata de un edificio del siglo XII de una nave coronada por un ábside adornado con arcuaciones lombardas. El centro espiritual de la comarca bautizado como "catedral de la Cerdanya" es una verdadera maravilla. En el interior se conserva una talla policromada de la Virgen que pertenece al siglo XIII, una de las pocas tallas originales que se conservan en la comarca. El lunes de Pascua se celebra una interesante romería donde se bailan danzas populares cuyos personajes lucen los vestidos tradicionales. 

Santa Maria de Talló muy cerca de Bellver de Cerdanya
Santa Maria de Talló muy cerca de Bellver de Cerdanya

La Vall de la Llosa

Si seguimos por la N-230, pronto encontraremos el desvío hacia Prullans. Por esta carretera local y dejando atrás el pueblo, penetraremos en uno de los parajes más interesantes de la Cerdanya. Carretera estrecha y curva tras curva nos iremos elevando sobre el paisaje. Después de Ardòvol y Coborriu de la Llosa cruzaremos el río de la Llosa por un puente en medio de un bosque de abeto y pino negro. Por la otra vertiente alcanzaremos Viliella, cuatro casas a 1.550 metros de altitud, algunas reformadas como segunda residencia. Para los que gusten andar pueden acercarse por pista hasta la masía de Can Jan de la Llosa (3 km) y allí dejar el vehículo para iniciar el recorrido por la Vall de la Llosa. Una hora y media de caminata por la "Ruta dels Bons Homes", la que siguieron los cátaros para escapar en los ss. XII-XIII de la represión del rey francés, nos situará en uno de los parajes más excepcionales de estos contornos.

Desde Viliella la carretera nos llevará hasta Lles de Cerdanya donde comprenderemos el porqué del sobrenombre de "mirador de la Cerdanya". Aquí hay varios lugares para comer y pernoctar. Por la LV-4036 descenderemos de nuevo al valle saliendo en la población de Martinet, junto al Segre. En total habremos realizado un recorrido de 26 km por parajes espectaculares.

Una catedral románica

Sin más preámbulos podemos completar la ruta hasta la Seu d'Urgell. Hemos dejado atrás la Cerdanya pero siguiendo el Segre por la N-230 llegamos a la capital del Alt Urgell. Esta ciudad, nudo de comunicaciones -Andorra está a tiro de piedra-, se asienta en la confluencia de los ríos Segre y Valira. Destaca la catedral de Santa María, obra maestra del románico catalán del siglo XII y el Museo Diocesano de Urgell que entre valiosas obras guarda el Beatus, un manuscrito mozárabe ilustrado de finales del siglo X.

Si nuestro paso coincide en día de martes o sábado, las calles porticadas del casco antiguo acogen el tradicional mercado y si queremos disfrutar un poco con los deportes de aguas bravas, en el Parque Olímpico del Segre disponen de un circuito cerrado para realizar rafting. Este centro de deportes se construyó para realizar las pruebas de aguas bravas para las Olimpiadas de Barcelona del año 1992. Ahora es el gran pulmón de la ciudad con un centro de donde parten rutas para realizar en bicicleta de montaña, un amplio canal para la practica del piragüismo en aguas tranquilas y un circuito cerrado de aguas bravas cuyo elemento líquido, impulsado por potentes bombas, imita el cauce de un río de montaña. ¡Aventura en aguas bravas con la máxima seguridad!

Guía práctica

Cómo llegar

La N-260 cruza toda la Cerdanya siguiendo el río Segre. Para llegar hasta Puigcerdà podemos hacerlo por esta misma carretera superando la collada de Toses de 1800 metros o por la C-16 a través del túnel del Cadí (peaje). Entre Puigcerdà y la Seu d'Urgell, en ambos extremos del recorrido, tenemos 50 km por la N-260. El presente itinerario no llega al centenar de kilómetros.

Hoteles y gastronomía

Por ser una región de alto valor turístico encontraremos una buena red de hoteles de todas la categorías y una considerable oferta de turismo rural.

A nivel gastronómico, la Cerdanya es tierra de buenos productos y también de excelentes restaurantes; se puede encontrar desde el recomendado en las guías Michelín, hasta la sencilla fonda de montaña con platos más que aceptables y abundantes. El plato típico por excelencia es el trinxat, que se realiza con patata y col de invierno, todo ello hervido y posteriormente triturado; finalmente se fríe con ajos y un trozo de panceta. Los nabos es otro producto típico de la comarca, que acompañan guisos de pato, pies de cerdo y pollo, entre otras carnes. Buenos embutidos acompañados de pan con tomate en cualquier época del año y las setas que pueden ser a la brasa, en revuelto, tortilla o guisadas con un estofado de ternera, completan el recetario tradicional.

Esquí nórdico y alpino

Los practicantes del esquí nórdico disponen de dos centros cuyos itinerarios quedan prácticamente unidos. Se trata de las estaciones de Lles de Cerdanya y Aransa que ofrecen un total de 68 km de circuitos que discurren entre el bosque. También hay las estaciones de esquí alpino, Massella-Alp 2500 y La Molina-Alp 2500 que entre ambas aglutinan más de 100 km de pistas.

Más información

La Cerdanya www.cerdanya.org

Puigcerdà turismo www.puigcerda.cat/gaudeix/gaudeix

Bellver de Cerdanya www.bellver.org

La Seu d'Urgell www.turismeseu.com