P.ej. Abrimos todos los días de 9h a 18h.

RUTA TIERRAS DE LLEIDA

Moturisme Ara Lleida

RUTA TIERRAS DE LLEIDA

RUTA 10. Balaguer - Ponts - Guissona - Cervera - Tàrrega - Bellpuig - La Granadella - Maials - Lleida. 230 km

Ruta sencilla de unos 230 km fáciles y rápidos que nos permite descubrir un poco más la parte de secano de la llanura de Lleida y su entorno. Conduciendo a través de cinco comarcas nos adentraremos en el llano hasta llegar a la frontera sur de la provincia y podremos conocer la riqueza cultural y paisajística de esta zona.

Balaguer, ciudad bañada por el Segre, con 17.000 habitantes, es la capital de la comarca de la Noguera. El casco antiguo está presidido por la iglesia de Santa María y el santuario del Sant Crist, cuya imagen goza de gran veneración. La plaza del Mercadal, en la que los sábados se celebra el tradicional mercado, es el centro neurálgico de la localidad. Alrededor de este punto se extiende un entramado de callejuelas que conformaron la antigua ciudad islámica convertida más tarde en núcleo medieval. Hay que visitar el convento de Sant Domènec, Museo de la Noguera y el Centro de Interpretación del Oro del Segre, antes de tomar la C-26 hacia el este, una carretera buena y bastante recta que en unos 40 km nos ha de llevar a Ponts.

Ponts, colegiata de San Pedro
Ponts, colegiata de San Pedro
Barrio antiguo en Balaguer, con la muralla y el santuario del Sant Crist
Barrio antiguo en Balaguer, con la muralla y el santuario del Sant Crist
Iglesia de Santa María en Ponts
Iglesia de Santa María en Ponts

Esta localidad se encuentra en la confluencia de los ríos Llobregós y Segre y es también un nudo de carreteras. El núcleo antiguo creció al abrigo del cerro de Les Forques, donde se levantaba el castillo. Un recorrido por la calle Mayor que aún presenta en algunos tramos los porches bajo los que se celebraba el tradicional mercado, nos llevará hasta el templo parroquial de Santa María, donde en su interior podremos admirar el retablo barroco dedicado a la Virgen del Roser. El Museo Francesc Boncompte agrupa un verdadero arsenal de armas de guerra, motos antiguas y otro artilugios, pero lo verdaderamente interesante se encuentra a un par de kilómetros, junto al cerro de Les Forques. Se trata de la Colegiata de San Pedro, la que fue una antigua canónica agustiniana. Levantada en el siglo XI, actualmente solo se conserva la iglesia, una bonita construcción de estilo románico con un campanario octogonal que se levanta sobre la cabecera del templo.

Siguiendo hacia el sur por la C-1412a y la L-313, en 21 km llegaremos a Guissona. Con unos 7.000 habitantes, es la segunda población de la comarca de la Segarra después de la capital. Con una gran actividad cooperativa agrícola y ganadera, es conocida por el Parque Arqueológico de la Ciudad de Iesso, las murallas medievales con el Portal del Àngel, el pozo de hielo y las fuentes del Estany y de la Salut. El tercer sábado de julio tiene lugar una recreación del antiguo mercado romano de Iesso.

Tomando la L-311 y después de 15 km llegaremos a Cervera, la capital de la comarca de La Segarra. La ciudad se caracteriza por la riqueza de su patrimonio cultural y monumental, desde el elegante edificio de la Universidad, construido en estilo neoclásico y barroco, a las altivas murallas levantadas durante el siglo XIV, pasando por el palacio barroco de la Paeria, sede del Ayuntamiento, donde destacan las ménsulas que, imitando curiosos personajes que simbolizan virtudes, sentidos y motivos relacionados con la prisión, sostienen los balcones. A su lado, la iglesia de Santa Maria formada por tres naves, es de estilo gótico catalán. Algunos de los callejones del casco antiguo constituyen el marco de la inquietante y popular fiesta del Aquelarre. La ciudad ha alcanzado proyección mundial por la repercusión de dos personajes ilustres y campeones en el mundo del motociclismo: Marc y Àlex Márquez. El Museo Marc Márquez es de obligada visita para todos los aficionados al motociclismo.

Ayuntamiento de Cervera
Ayuntamiento de Cervera
Universidad de Cervera
Universidad de Cervera
Ménsulas que sostienen los balcones del ayuntamiento
Ménsulas que sostienen los balcones del ayuntamiento

Cogeremos la autovía A-2 durante unos 12 km para llegar a Tàrrega. Capital de la comarca del Urgell, es una población situada justo al comienzo de una pequeña sierra, cerca de la cual pasa el río Ondara, donde destaca el cerro de Sant Eloi, a 420 metros de altura, con un parque de unas 20 hectáreas y una iglesia románica del siglo XIII. Tàrrega es una ciudad que nos invita a un agradable paseo por el centro histórico y visitar la Plaza Mayor, donde se levantan el Ayuntamiento y la iglesia de Santa Maria de l'Alba; la calle del Carmen, con fachadas de estilo románico, gótico y modernista. En septiembre acoge una multitudinaria cita con las artes escénicas: la Feria de Teatro, que se esparce por numerosos rincones de la población.

Seguiremos 12 km por la A-2 hasta Bellpuig, que cuenta con un rico legado cultural como el convento de Sant Bartomeu, de estilo de transición del gótico al Renacimiento; la magnífica tumba neoclásica de Ramon Folc de Cardona-Anglesola o la popular procesión penitencial de la Virgen de los Dolores. Es muy conocida también por los motoristas por su circuito de motocross y la actividad que se lleva a cabo. Volveremos a la A-2, que seguiremos durante unos 35 km para, antes de llegar a Lleida, desviarnos hacia el sur por la C-12, y pasado Torrebesses, llegar hasta la Granadella por la C-242.

El aceite extraído de la aceituna arbequina y los caracoles 'a la llauna', son dos productos típicos de las tierras de la Plana de Lleida.

Hemos penetrado en la comarca de Les Garrigues, conocida por el excelente aceite que se extrae de la aceituna arbequina. En la Granadella veremos la iglesia de Santa Maria de Gràcia, de estilo barroco y llamada popularmente "la catedral de Les Garrigues" por sus dimensiones. El campanario, de torre octogonal, es uno de los más bellos y majestuosos de las tierras leridanas. Para conocer mejor la zona recularemos los 10 km de la C-242 para recuperar la C-12 y llegar hasta Maials.

Este municipio se caracteriza por ser zona de secano ya en el límite con la Ribera d'Ebre. Podemos visitar el Museo del Campesinado y del Hogar y probar su magnífico aceite ya que la población acoge la Feria del Aceite Verde.

Rozando ya el límite con las comarcas de Tarragona, recuperaremos la C-12, y en 36 km llegaremos al final de nuestra ruta, Lleida por una carretera rápida y transitada con muchas rectas y un entorno de secano.

Lleida es una ciudad que acumula un importante patrimonio histórico. Defendida frente a la ocupación romana por los héroes legendarios Indíbil y Mandonio, a los que la ciudad les dedica un monumento en una de las puertas de acceso al barrio antiguo, destaca al primer golpe de vista la Seu Vella (catedral vieja), que preside la ciudad desde lo alto mientras el Segre discurre a sus pies. Hay que subir hasta el Turó de la Seu Vella para apercibirnos de la fisonomía de la urbe y los campos de cultivo a su alrededor. Un extenso perímetro amurallado, que es el más grande de Europa, alberga en su interior el templo de la antigua catedral y el castillo del Rey. El primero es un amplio edificio románico-gótico de los siglos  XIII-XIV con un bonito claustro y una torre a la que se puede subir. El castillo del Rey se erigió en el siglo IX durante la ocupación musulmana y actualmente es uno de los conjuntos románico-góticos mejor conservados de Cataluña. Su interior alberga el Centro de Interpretación de la Suda, un espacio que nos permite conocer la historia que ha vivido el edificio a través de audiovisuales y paneles informativos.

En el casco antiguo, la peatonal calle Mayor es una larga arteria flanqueada por establecimientos comerciales y edificios nobles y modernistas. El palacio de la Paeria, actual sede del Ayuntamiento, es uno de los más representativos de la arquitectura civil románica de Lleida. Otro edificio de interés es el antiguo Hospital de Santa María, de estilo gótico-plateresco, con un agradable patio interior. Justo enfrente se levanta la Catedral Nueva, de un estilo a caballo entre el barroco y el neoclásico. También se ha recuperado el antiguo barrio judío de la ciudad y resulta importante la iglesia de San Lorenzo, una construcción de estilo románico con ampliaciones góticas e importantes retablos de este último estilo en su interior. Cerca, el Museo de Lleida alberga importantes colecciones de arte románico.

Edificio de los juzgados y campanario de la Seu Vella
Edificio de los juzgados y campanario de la Seu Vella
Edificio de La Llotja
Edificio de La Llotja
Durante el Aplec del Cargol se consumen más de 12 toneladas de caracoles
Durante el Aplec del Cargol se consumen más de 12 toneladas de caracoles

A poniente de la ciudad, encima de un montículo se levanta el castillo de Gardeny, uno de los testimonios más destacados de la arquitectura templaría en Cataluña y su interior es un viaje a través del tiempo que pone al descubierto gran parte del patrimonio y legado templario de la antigua Corona de Aragón.

El río Segre divide la ciudad en dos. En la orilla izquierda, extensos parques poblados de arbolado proporcionan frescura las tardes calurosas. Los Campos Elíseos es el parque de referencia de los leridanos; por un lado, muchas de las manifestaciones festivas de la ciudad, como por ejemplo el Aplec del Cargol (Fiesta del Caracol), se celebran allí y, por el otro, porque representa un espacio muy agradable para pasear con glorieta incluida y un buen número de esculturas. Al final del Parque, por un moderno puente, se puede llegar a la Llotja, moderno edificio utilizado para congresos, representaciones y otros acontecimientos.